Cargando Cargando...

¡Marzo ya llegó!

I. La NCAA desde dentro

Un año con altibajos sería la mejor descripción de esta temporada para los Kansas State Wildcats. Las  chicas lideradas por Coach Patterson han mostrado su mejor y su peor cara. Hemos tenido la suerte de poder viajar a muchos sitios dentro y fuera de los Estados Unidos para jugar torneos con equipos de toda la geografía americana. Tuvimos la oportunidad de jugar el Cancun Challenge con equipos de la talla de Purdue, en Las Vegas contra UNLV y Northwestern o en Nueva York contra Marist. Lo mejor de estos viajes es la oportunidad para visitar y disfrutar de las ciudades, ya que, si no hay partido, sólo se entrena una vez. Así,  se puede disfrutar gran parte del día yendo a la playa, viendo al Cirque du Soleil o asistiendo a un musical en Broadway invitados por el equipo en su mayoría de veces. Todos estos partidos de non-conference duraron hasta Navidades donde tuvimos cuatro días para pasarlos con la familia y luego comenzar la fase regular de la conferencia Big12, donde nos enfrentamos contra Texas A&M, actuales campeonas de la NCAA. El partido fue de infarto y conseguimos derrotarlas por segunda vez consecutiva en nuestra cancha con una canasta en el último segundo de la prórroga. Fue uno de esos partidos que se te quedan grabados en la memoria.

Bob Knight en Texas TechDe los siguientes partidos, la gran mayoría los jugamos de visitantes, viajando en nuestro jet privado financiado por la universidad. Nuestra racha siguió con paso firme, con victorias en canchas míticas como Allen Fieldhouse, donde pasaron sus años de universidad Hinrich, Pierce o Chamberlain, o en Texas Tech donde Bob Knight alcanzó 900 victorias como entrenador. Tras conseguir entrar en el ranking como número 22 en todo el país, nos metimos en una dinámica negativa perdiendo contra Oklahoma, Iowa State y Baylor en casa por 30 puntos. A pesar de la presión de nuestro público tras vender 12.000 entradas para ese partido, Brittney Griner es una de esas jugadoras que simplemente con su presencia cambia el partido. No es sólo los puntos y rebotes que consigue sino que su influencia en defensa es descomunal, cambiando infinidad de tiros e intimidando a cualquiera jugador que se atreva a penetrar.

Finalmente, hemos acabado quintos en la conferencia donde las predicciones de principio de año nos colocaban novenos. Hemos superado las expectativas de los demás pero no las nuestras, con las que aspirabamos a ser terceros o cuartos. Esta semana tenemos el torneo de la Big12 en Kansas City donde nos emparejamos en cuartos de final con Iowa State. Va a ser una experiencia inolvidable compartir hotel, cancha y vivencias durante una semana con todo el resto de equipos tanto masculinos como femeninos. El reto de clasificarnos para el torneo final de la NCAA sigue estando muy cerca. ¡Que empiece el baile de marzo!

Kansas

  Compartir en Facebook
Fecha | 11.03.2012 12:22

Recomendamos