Cargando Cargando...

¿El mejor europeo de todos los tiempos?

El gesto de Dirk Nowitzki tras la victoria de los Mavs en Miami./Getty

¿Es Dirk Nowitzki el mejor europeo de todos los tiempos en la NBA? Si gana esta vez el anillo, posiblemente muchos van a decir que sí. Es lo que le falta. Sólo él ha conseguido la hazaña de ser elegido MVP de una temporada regular. Y lleva años liderando a uno de los mejores equipos de la Liga, con el que llega ahora por segunda vez a unas finales. Y todas las miradas se dirigen a él como el hombre clave de Dallas.

Claro, si se asegura esto, saldrá sin duda una legión de seguidores reivindicando a Pau Gasol. Y yo me apunto. Él sí tiene dos anillos. Y muchos estamos de acuerdo en que bien podía haber sido el MVP de las finales del año pasado. Si no lo ganó fue, simplemente, porque la sombra de Kobe Bryant es muy alargada, y más en Los Ángeles. A diferencia de Dirk, Pau no es el líder de su equipo, aunque sí una pieza fundamental, hasta el punto de que su llegada significó el relanzamiento de los de Phil Jackson durante una temporada que estaba resultando lánguida cuando andaba por su Ecuador. Y durante las dos siguientes, en las que conquistaron el título, se erigió en el número dos de los Lakers, el principal lugarteniente de Kobe. A veces hasta hubo quien le vio como el número uno.

Con todo, el europeo más laureado hasta la fecha es Tony Parker, que ha ganado tres anillos con los Spurs. Y además ha sido MVP de las finales de 2007. El francés –nacido en Brujas, Bélgica- no habrá sido lo que se dice el líder indiscutible de su equipo, pero sí el base. Y no es poco. Jugar de base titular, de director de juego de un equipo campeón de la NBA –puesto en el que ni los centímetros ni los kilos actúan normalmente como complemento a la calidad- tiene más mérito para un europeo que ser titular jugando de cuatro o de cinco. Hubiera resultado impensable para los Corbalán, Marzoratti, Slavnic… Cuando ya algunos de los altos del Viejo Continente sí se planteaban probar la aventura americana.

Luego, en tiempos más difíciles que los que corren, ha habido excelentes suplentes de lujo europeos, como Tony Kukoc o Detlef Schrempf. El de Split además tiene otros tres anillos, aparte de que fue elegido mejor sexto hombre de las finales de 1996. El de Leverkusen lo fue de toda la temporada en 1991 y 1992. Y no olvidemos al serbio Vlade Divac, el primero que tuvo el honor de formar en el quinteto de los Lakers, sustituyendo nada menos que a Kareem Abdul-Jabbar, y llegando a una final, aunque la perdió. Y en fin, ¿Hasta dónde hubiera llegado Arvydas Sabonis si las lesiones no hubieran machacado su carrera americana? ¿Hasta dónde Drazen Petrovic si no se monta en ese coche fatal en Alemania?

Sí, tenemos suficientes y buenos europeos para establecer un debate sobre quién ha sido el mejor. Pues queda servido.

Enrique de Pablo
Autor del blog Byenrique http://byenrique.wordpress.com

@EnriquedePablo

  Compartir en Facebook
Fecha | 04.06.2011 12:42

Recomendamos