Cargando Cargando...

Equilibrio

El cambio de semblante de David Stern en la rueda de prensa donde se avanzó el final del lockout./ Getty

Han sido 150 días de dudas y tensiones, de esperanzas y frustraciones, de preguntas sin respuestas. Lo hemos pasado regular tirando a mal pero, ahora que sabemos que el “lockout” ha terminado, ya solo pensamos en el ilusionante futuro, en ese 25 de diciembre en el que probablemente volveremos a ver partidos de la NBA. Es el placer de la vuelta normalidad.

Nos ilusionamos con la llegada de estrellas del otro lado del Atlántico al baloncesto europeo y, de hecho, hemos disfrutado de algunas de ellas durante unas semanas. Transformamos la pesadilla en un sueño y, por nuestro propio instinto de supervivencia, buscamos la parte positiva de algo que nos desesperaba. Sabíamos que propietarios y jugadores estaban abocados a llegar a un acuerdo más pronto que tarde, pero nos poníamos en lo peor para no sufrir una nueva desilusión.

La confirmación del principio de acuerdo que conocimos este sábado 26 de noviembre por boca del comisionado David Stern supone el regreso del equilibrio y del reparto de las fuerzas tal y como estaba establecido. Una buena noticia para la NBA y también para el baloncesto europeo, que ahora volverá a ser lo que su nombre indica y no “baloncesto europeo con temporeros NBA”. También es una buena nueva para algunos entrenadores que, con mayor o menor alegría, han recibido los fichajes de grandes jugadores por parte de sus clubes. Una estrella con fecha de caducidad puede darte un buen puñado de victorias y más aficionados en las gradas, pero también puede ser un terremoto en el seno del equipo.

La pelota en Europa está ahora en el tejado de los que no van a hacer la maleta para irse a Estados Unidos en Navidad. Aquellos que se quedaron en un segundo plano cuando su equipo decidió apostar por una estrella de la NBA sin saber por cuánto tiempo iba a poder contar con ella. Lo siento por los aficionados europeos que soñaban con ver a más grandes jugadores de la NBA jugando por estos lares pero, en mi humilde opinión, la vuelta del equilibrio era necesaria allí y aquí.

@marcrampas

  Compartir en Facebook
Fecha | 27.11.2011 20:01

Recomendamos