Cargando Cargando...

Fiebre del sábado noche (III)

Mike Brown y Mike D'Antoni./ Getty

Vidas paralelas en la costa este y oeste, en las dos ciudades más mediáticas de Estados Unidos y con un nombre común como protagonista: Mike. Y no son existencias precisamente agradables en estos momentos. Si el viernes un hombre blanco con bigote llamado Mike recibía una nueva derrota, en la noche siguiente un hombre negro con perilla del mismo nombre tenía el mismo castigo que su tocayo. Los Lakers y los Knicks están sufriendo. Hacen el ridículo. No demuestran lo que significan para la liga y los aficionados. Cuando alguien menciona los nombres de estos equipos, siente algo especial. Ahora te recorre un escalofrío por la espalda.

De Nueva York y de los Knicks se está escribiendo mucho en los últimos siete días (y lo que te rondaré, morena). De los Lakers se va a empezar a escribir mucho más. Pierden contra unos disminuidos Bucks sin Bogut. Kobe lanzando muchísimo desde donde quiera y Pau Gasol desde los lugares donde Mike Brown le obliga y desde donde a él no le gusta. Su entrevista en Canal Plus ha sido la chispa que puede prender un incendio como el que dejó chamuscada Troya si los resultados no acompañan. Los de oro y púrpura no están bien. La culpa es colectiva y piramidal, desde el que decide fichar al Mike del oeste hasta el que calienta banquillo. Nadie se salva. Los jugadores hacen lo que se les ordena. Kobe tiene carta blanca. Mike Brown se equivoca. Me podría esperar esto dentro de unos meses pero tan rápido ha sido este proceso de autodestrucción que,aunque esperado por un servidor, sorprende. Ganar a los Lakers ya no es esa misión imposible que parecía hace dos temporadas. Mike.

Si la prensa de las dos ciudades ya sugiere que un posible cambio de entrenador puede ser factible es porque alguien ha levantado la barrera al rumor para provocar una reacción en el protagonista o para ,directamente, fusilarle mediáticamente. Que nadie se lleve las manos a la cabeza si los Mikes la “pierden”. Que nadie tampoco se las lleve a la testa si Phil llega de nuevo a L.A. .El pasado martes estuvo en el Toyota center (lugar de entrenamiento de los Lakers) . Tal vez de visita pero es la primera vez que lo hace desde que se marchó. En el mundo del deporte, como en la vida, suceden cosas extrañísimas.

Por cierto, a Nash se le notan los esfuerzos por ser el líder de un equipo de clase media pero con ramalazos de alta. Nash es enorme pero él solo hay veces que no puede. Y lo lleva haciendo desde hace mucho tiempo. Le faltan aliados de verdad.

Marc Gasol es el líder de un equipo que sufre desconexiones importantes coincidiendo, eso sí, cuando Rudy Gay se viste de estrella. Randolph es el hombre que lo equilibra todo. Marc y él se hacen más fuertes juntos; el español es muy importante pero si los Grizzlies desean ser los de la temporada pasada, necesitan más de Randolph, más defensa y menos Rudy Gay.

Los Rockets van a lo suyo. Sus jugadores no son de portadas de revistas, ni los más guapos ni los que más camisetas venden. Pero ahí están. Asentados y dando guerra. Como los Sixers o como Kemba Walker. Triple doble de Iguodala y del rookie. Un fenómeno aritmético que es complejo de alcanzar.

@ICano14

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Los Angeles Lakers

Continúa la conversación: Foro de los Los Angeles Lakers

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los New York Knicks

Continúa la conversación: Foro de los New York Knicks

  Compartir en Facebook
Fecha | 29.01.2012 07:16

Recomendamos