Cargando Cargando...

A vueltas con los banquillos

Boston Celtics./ Getty Images

Ser entrenador jefe de un equipo NBA seguramente sea el trabajo más difícil de conseguir. Y cuando lo consigues, de mantenerlo. Suelen ser los primeros perjudicados cuando un equipo va mal. O incluso cuando van bien. Si no, que se lo pregunten a George Karl, destituido unas semanas después de haber ganado el premio al Mejor Entrenador del Año con Denver Nuggets. Su gran temporada regular (57 victorias) no le sirvió como aval tras caer 4-2 en primera ronda contra Golden State Warriors. En su lugar entra Brian Shaw, el discípulo de Phil Jackson en Los Angeles Lakers.

Shaw ha gozado de una dilatada carrera como jugador NBA, tras pasar 14 temporadas repartidos entre Boston Celtics, Miami Heat, Orlando Magic, Golden State Warriors, Philadelphia 76ers, Portland Trail Blazers y los Lakers. Se retiró en 2003 y desde 2005 ha sido entrenador asistente tanto en Los Angeles Lakers como en Indiana Pacers. Después de ocho años le llega el momento de demostrar que puede ser un gran entrenador, aunque tendrá mucha presión ya que la sombra de George Karl es alargada. Su arma: ser los nuevos Bad Boys, muy agresivos en defensa. Veremos si este equipo puede con la filosofía del señor Shaw.

La carrera de Jason Kidd es totalmente opuesta a la del actual entrenador de los Nuggets. ‘Mr. Triple Doble’ se encargará de dirigir la nueva temporada de Brooklyn Nets. Si Brian Shaw ha tenido que luchar para ser entrenador, Kidd lo ha conseguido unas semanas después de haberse retirado del baloncesto profesional. Como jugador se le considera uno de los mejores bases de toda la historia de la NBA, siendo el segundo mejor en números totales en asistencias de la historia por detrás de John Stockton. Jugó 19 temporadas entre Dallas Mavericks, Phoenix Suns, New Jersey Nets y New York Knicks, siendo diez veces All-Star y campeón de la NBA en 2011.Denver Nuggets./ Getty Images

¿Cómo le irá como entrenador? Tiene a su disposición grandes jugadores con gran temperamento como son Deron Williams, Joe Johnson, Brook Lopez, Kevin Garnett o Paul Pierce. Todo indica a que Kidd lo tiene relativamente fácil, pero también tendrá que soportar una enorme presión. El anterior entrenador, Avery Johnson, tampoco lo hizo tan mal, teniendo en cuenta que mejoró de 22 a 49 victorias la temporada regular de los Nets.

Otras ‘nuevas’ caras serán las de Doc Rivers y Mike Brown. Glenn Anton Rivers cambia de aires dejando la disciplina de los Celtics y se hará cargo de Los Angeles Clippers, sustituyendo a Vinny Del Negro. La temporada pasada llegaron hasta las 56 victorias en temporada regular, siendo la mejor marca en la historia de la franquicia. Aún así, Del Negro no fue renovado tras caer en primera ronda. Doc Rivers no tendrá muchos problemas en llevar a los Clippers a una gran temporada. Por otra parte, Mike Brown vuelve a la que fue su casa desde 2005 hasta 2010. Después de su fallido paso por los Lakers, llega a un equipo totalmente diferente al que dejó. Su meta será la de superar las 24 victorias de Byron Scott.

Otro que cambia de aires es Larry Drew, que deja de ser entrenador de Atlanta Hawks para dirigir a Milwaukee Bucks. Con la plantilla actual tendrá complicado superar las 38 victorias que consiguió Scott Skiles en la temporada pasada. Mike Budenholzer será el encargado de sustituir a Larry Drew en el banquillo de Atlanta, siendo su mejor aval las 16 temporadas que ha pasado en San Antonio Spurs como asistente de Gregg Popovich.

La gran papeleta la tendrá David Joerger en Memphis Grizzlies por su cartel de novato. Lleva seis años en los banquillos de los Grizzlies, trabajando los tres últimos como especialista defensivo. Sucederá en el cargo a Lionel Hollins, quien hizo la mejor temporada regular en la historia de los de Tennessee, llegando hasta las Finales de Conferencia (perdieron 4-0 contra San Antonio). Sus 39 años le auguran una carrera prometedora.

Boston Celtics también contará con un novato como entrenador, aunque Brad Stevens sabe lo que es ser entrenador jefe. Tiene una gran trayectoria a sus espaldas para tener tan sólo 36 años. Eso sí, siempre en la NCAA. Desde 2007 ha dirigido a la Universidad de Butler, llevando dos veces a los Bulldogs hasta la Final Four de la liga universitaria (2010 y 2011). Tendrá que suceder a uno de los mejores entrenadores que ha tenido los Celtics, y la verdad es que no será tarea fácil. No tiene un gran equipo, pero todo el mundo sabe que eso en Boston no debe ser problema para ser un equipo competitivo. Por lo menos ya se ha ganado al jefe de la plantilla, ya que Rajon Rondo asegura que Stevens se ha convertido en su mejor amigo. Toda la suerte del mundo para el señor Stevens.

Jason Kidd y Deron Williams./ Getty ImagesOtro que llega a un equipo histórico es Maurice Cheeks, que se hará cargo de unos Detroit Pistons bastante mejorados respecto a la plantilla con la que ha tenido que competir Lawrence Frank. Desde 2008 que no es entrenador jefe, y tendrá a su disposición dos fichajes estrella: Josh Smith y Brandon Jennings. Superar las 29 victorias de la temporada pasada no le debe suponer dificultad alguna, ya que su meta tendrá que ser la de llegar a los Playoff.

Phoenix Suns también contará con otro histórico como entrenador jefe. Jeff Hornacek llega al equipo donde empezó su carrera NBA como jugador en 1986. ‘El Virginiano’ ha estado tres años como entrenador asistente en Salt Lake City, siendo como jugador una parte importante del equipo de Utah Jazz que consiguió plantarse en las finales de la NBA en los años 1997 y 1998. El equipo de Arizona parece un buen lugar para debutar como entrenador. Otros buenos destinos son los de Steve Clifford, por parte de Charlotte Bobcats, y Brett Brown, por parte de Philadelphia. Tendrán un año más que tranquilo como entrenadores novatos, ya que sus respectivos equipos no aspiran a grandes metas para la temporada 2013-2014. Michael Malone, por su parte, tendrá que lidiar con el temperamento de DeMarcus Cousins. Que se lo pregunten a Paul Westphal, el anterior entrenador de los  Sacramento Kings. Los de la capital de California llevan desde 2006 sin meterse en playoffs.

Los que siguen: Terry Stotts (Portland Trail Blazers), Mike D’Antoni (Los Angeles Lakers), Mike Woodson (New York Knicks), Dwane Casey (Toronto Raptors), Tom Thibodeau (Chicago Bulls), Frank Vogel (Indiana Pacers), Erik Spoelstra (Miami Heat), Jacque Vaughn (Orlando Magic), Randy Wittman (Washington Wizards), Rick Carlisle (Dallas Mavericks), Kevin McHale (Houston Rockets), Monty Williams (New Orleans Pelicans), Gregg Popovich (San Antonio Spurs), Rick Adelman (Minnesota Timberwolves), Scott Brooks (Oklahoma City Thunder), Tyrone Corbin (Utah Jazz) y Mark Jackson (Golden State Warriors). Algunos sólo tendrán que igualar lo del año pasado, otros tendrán que mejorar si no quieren comer el turrón antes de tiempo.

¿Y vosotros, qué opináis de los nuevos entrenadores? ¿Quién será el primero en ser destituido y quién triunfará?

@Aitzol5

  Compartir en Facebook
Fecha | 09.10.2013 19:33

Recomendamos