Cargando Cargando...

Air Force One

En 1982 Nike iba a revolucionar, de nuevo, el deporte. Algunos años antes había lanzado una zapatilla para correr con una cámara de aire incorporada en la mediasuela y ahora llegaba el turno del baloncesto. El visionario había sido Frank Rudy, que después de ofrecer su invento a varias marcas, consiguió convencer a Phil Knight, el fundador de Nike. Aunque se hable de “cámaras de aire”, lo que Rudy ideó fue un compuesto gaseoso con una estructura mayor a la habitual, que no permitía que pasara a través de la bolsa.

En las zapatillas de correr ya había mostrado su utilidad, pero sorprendentemente, a nadie le parecía que en el baloncesto la amortiguación fuera importante. Hasta que llegó la Air Force One. Bruce Kilgore, uno de los diseñadores clásicos de Nike, culpable también de la Air Jordan II, se encargó de que la Air Force One fuera tan estable como amortiguada. Y de hecho, se basó en las botas de montaña.

Las primeras pruebas de los jugadores de elite la presentaban como una zapatilla ligera. Recuerda, estamos en 1982. El aire pesa menos que la espuma que se utiliza para las suelas, cuanto más aire coloques en una zapatilla, menos suela y menos peso. Seis jugadores se encargaron de promocionarlas en la NBA, Michael Cooper, Calvin Natt, Bobby Jones, Mychal Thompson, Jamaal Wilkes y Moses Malone. La Air Force One fue un éxito en las canchas, pero en un par de años las ventas comenzaban a disminuir en favor de nuevos modelos. Comenzaba la leyenda.

En Baltimore seguían pidiendo Air Force One, aún cuando Nike ya pensaba en otras cosas. Así que un día, tres tiendas de la localidad, Cinderella Shoes, Downtown y Rudo Sports, preguntaron a Nike ¿cuántos pares de Air ForceOnes tendríamos que pedir para que las resucitaran? La respuesta fue la que esperaban de Nike “si estáis lo suficientemente locos para preguntarlo, nosotros estamos suficientemente locos para hacerlas“. Y la cifra era 1200 pares de cada color. Se vendieron en el mismo mes. A partir de ahí, un nuevo color cada mes. En Nueva York corrió el rumor de que en Baltimore seguían teniendo aquellas zapatillas antiguas, en nuevos colores y comenzó la peregrinación.

Esas Air Force One no eran exactamente iguales, se cambió la malla del panel lateral, la ojetera era diferente y la puntera estaba perforada. Había pasado de las pistas a las calles y se había convertido en la zapatilla que representaba Nueva York. Bobbito Garcia, el dj y streetballer, contó que en pleno viaje, en la otra punta del mundo, alguien que vio sus Air Force One le paró para preguntarle si era neoyorquino.

Puede que sea la zapatilla con más versiones y la más coleccionada. A las habituales High y Low, se unió en los noventa la Mid, quizás la más popular en estos momentos. Rasheed Wallace siguió jugando con nuevas versiones hasta su retirada en 2010. Se habla de casi 2000 colores, con ediciones especiales para Ronaldinho, Stash, Playstation, Jay Z, Mr Cartoon, LeBron James, Kobe Bryant, Lance Armstrong, Futura, y la más sencilla de ellas, blanco sobre blanco, que sigue siendo la zapatilla más vendida cada mes en Estados Unidos, 30 años después de su lanzamiento.

  Compartir en Facebook
Autor | Kike sz9
Fecha | 21.09.2012 23:23

Recomendamos