Cargando Cargando...

Año 2 en Brooklyn, ¿la temporada del anillo?

Brooklyn Nets./ Getty Images

Tres años puso como límite la pasada temporada el multimillonario Mikhail Prohkorov para que sus Brooklyn Nets ganaran el anillo que tanto anhela. Tres años para construir un equipo capaz de llevar a Brooklyn, desde la nada, a lo más alto de la NBA. Como un niño impaciente, Prokhorov quiere el anillo, y lo quiere ya.

Tras el primer año del proyecto, marcado por la irregularidad, se desperdició la primera oportunidad de ganar el campeonato. Quedan dos. Los Nets acabaron el año imponiéndose en prácticamente todos los encuentros contra los equipos de la parte media-baja de la tabla, pero sufriendo más de lo previsto a la hora de la verdad, cuando tocaba enfrentarse a los grandes. La decepcionante eliminación en primera ronda de playoffs contra unos Chicago Bulls mermados por las bajas propició la salida del entrenador P. J. Carlesimo del equipo, a pesar de contar con el aval de Deron Williams y Joe Johnson. Tras tantear a Phil Jackson o Brian Shaw, Billy King se decantó por una apuesta algo más arriesgada y sorprendente: Jason Kidd. Un Kidd que hasta hace apenas un mes vestía la camiseta de New York Knicks, y que poco después cambiaba la pelota por la pizarra. Porque, en palabras de Billy King, cuando sabes que algo va a ser bueno, ¿para qué esperar?

Jason Kidd, uno de los jugadores más inteligentes y con mejor visión de juego que se han visto en los últimos años sobre el parquet, un jugador con alma de entrenador, lo que le bastó para conseguir el puesto de coach en un equipo llamado a luchar por lo más alto. Eso, y su buena relación con Deron Williams, claro. Kidd vuelve a sus Nets 6 años después para aportar al equipo esa capacidad de liderazgo y mordiente que en tantas ocasiones se echó de menos a lo largo de la temporada anterior.

Kevin Garnett./ Getty Images

Si algo está claro es que estos Nets se caracterizan por no tener miedo al cambio. Se arriesgó con el entrenador y, para el gusto de algunos, se arriesgó también en el trade más importante del verano: Kevin Garnet, Paul Pierce y Jason Terry llegaban a Brooklyn desde Boston Celtics a cambio de 3 primeras rondas del draft y cinco jugadores: Gerald Wallace, Kris Humphries, Kris Joseph, MarShon Brooks y Keith Bogans. Quien no arriesga no gana, y se confió en jugadores que, a pesar de estar en el ocaso de sus carreras, llegan al barrio neoyorquino con ambición para hacer realidad el sueño de Prohkorov (y de cada uno de ellos) de conseguir el anillo, cuanto antes mejor. Un plan a corto plazo construido a base de talonario.

Con un presumible quinteto titular formado por Deron Williams, Joe Johnson, Paul Pierce, Kevin Garnett y Brook Lopez estos Nets ilusionan a cualquiera. Y más allá de los jugadores principales, Kidd tendrá a su disposición una segunda unidad que por sí sola bien podría luchar por entrar en playoffs: Shaun Livingston, Terry, Andrei Kirilenko, Reggie Evans y Andray Blatche. Un equipo que, pase lo que pase, dará que hablar, como ya ha sucedido durante el verano con la cada vez más palpable rivalidad con los Knicks y los piques entre Pierce y J.R. Smith, o el episodio etílico de Jason Kidd que le ha llevado a perderse los dos primeros partidos de su equipo.

Es difícil prever como se desarrollará esta nueva temporada marcada por los cambios, lo que parece claro es que se confirma, a priori, la postulación de los Nets como candidatos al anillo. Todo lo que no sea llegar a la final de la conferencia podría ser considerado un fracaso. Con un gasto sólo en sueldos de más de 100 millones de dólares y un impuesto de lujo de 80, el equipo está obligado a conseguir el objetivo.

Aparece Brooklyn como uno de los equipos del Este con más posibilidades de arrebatarle el trono a LeBron James y a sus Miami Heat. Poco habrá que esperar para disfrutar del primer duelo entre ambos ya que Miami será el primer equipo que visite el Barclays Center esta temporada. Será el 1 de noviembre, la ocasión ideal para comprobar las verdaderas aspiraciones de los Nets. Llega la hora de acabar con las quinielas y las elucubraciones y constatar si las opciones de la franquicia neoyorquina son reales, si la expectación creada se convierte en júbilo al acabar la temporada, o si Prohkorov tendrá que despertarse a la fuerza de su sueño.

@luciavss

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Brooklyn Nets

Continúa la conversación: Foro de los Brooklyn Nets

  Compartir en Facebook
Fecha | 07.10.2013 23:48

Recomendamos