Cargando Cargando...

Barajando a España

 Ricky Rubio #6, Rudy Fernandez #5./ Getty Images

El verano de 2012 se veía teñido de oro para el baloncesto español. Tras el bicampeonato europeo, el brillo de los internacionales en la NBA y la evolución, si cabía, de los ACB. Todo estaba a nuestro favor para llegar a una final con Estados Unidos y ganarla. Sin embargo, algo está fallando en el plan. Durante el cierre patronal ya se hablaba de los peligros del ‘lockout’, en forma de posibles lesiones de los jugadores a causa de un calendario tan ajustado y condensado.

Y así pasó. El primero en caer fue el que más estaba brillando: Ricky Rubio. El base español se había ganado a todos: equipo, aficionados y rivales. Todos han admirado sus jugadas, sus asistencias y su capacidad resolutiva. Pero un desafortunado choque con Kobe Bryant terminó con la rotura de sus ligamentos cruzado anterior y lateral de la rodilla izquierda y con un parte de baja de 4 a 6 meses.

Adiós al final de su año de ‘rookie’ y lo que todos temíamos, adiós a los JJOO. En estas andábamos cuando otro de los españoles dejaba por un tiempo la pintura. Rudy Fernández volvía a tener molestias en la zona baja de la espalda. Su lesión maldita. La arrastra desde 2009 tras un golpe recibido por Ariza, curiosamente también jugando ante Lakers, como Ricky.

Después de 12 partidos sin jugar, llegaba la noticia de que volvería a pasar por quirófano. Y de nuevo muchas dudas de cara a la cita olímpica del verano. La anterior intervención del mallorquín le mantuvo 6 semanas alejado de las canchas, pero esta vez no se conocía el tiempo de recuperación. Por lo que sería duda para Londres.

Ricky quiso despejar las dudas y el pasado lunes compareció en rueda de prensa para cerrar la puerta a los JJOO. Ya participó en los de Pekín y su objetivo ahora es trabajar duro en la rehabilitación para volver al 100%. Cuando más negras se ponían las cosas, Rudy mandó ánimos a través de su Twitter afirmando que, si todo iba bien (benditas palabras), estaría en la segunda fase de los playoff con Denver.

Dicen que la intención es lo que cuenta, pero ¡ay! las dudas. La principal es: ¿Llegará Rudy a tiempo? Pero hay más. Scariolo debe haber barajado todas las cartas españolas ya varias veces en lo referente a ambas posiciones. El base titular de la Selección es Calderón, pero ¿quién podría estar de refuerzo?, ¿más protagonismo de Víctor Sada, nueva oportunidad para Raúl López, sacar de uno a Sergio Llull, apostar Sergio Rodríguez? Y en el caso de que Rudy no llegue, ¿más protagonismo para Claver o San Emeterio, apostar de una vez por todas por Carlos Suárez, si es que él quiere volver? Muchas posibilidades, todas enfocadas a mantener el sueño de lograr el oro olímpico por primera vez en la historia.

Esperemos que después de las intensas temporadas en NBA y ACB, no falle nadie más. Habrá que confiar, y cruzar los dedos, por si acaso.

@Marta_B_G

  Compartir en Facebook
Fecha | 11.04.2012 19:39

Recomendamos