Cargando Cargando...

Contrato indefinido

Chris Paul #3 of the New Hornets, Russell Westbrook #0 of the Oklahoma City Thunder, Stephen Curry #30 of the Golden State Warriors, John Wall #2 of the Washington Wizards and Derrick Rose of the Chicago Bulls./ Getty Images

Toda buena franquicia necesita un gran director de juego. Alguien capacitado para aportar al equipo lo que necesita en cada momento, alguien capaz de aplicar al juego el ritmo que realmente beneficie a sus compañeros. En definitiva, toda franquicia necesita un gran base.

Se trata de un concepto que parece estar claro en la mejor liga de baloncesto. Si hay una posición bien cubierta, y para muchos años, esa es la de base. Jugadores jóvenes, con talento y mucho potencial encargados de llevar el peso de sus equipos. La NBA ha decidido firmar “contrato indefinido” en la posición de base.

Ricky Rubio./ Getty ImagesAmbas conferencias se encuentran lideradas por dos de los mejores bases: Rusell Westbrook y Derrick Rose. Los dos jugadores, con 23 años, representan el presente y el futuro en el puesto de ‘1’ para la liga americana. El primero, capaz de llevar a lo más alto, como escudero de Kevin Durant, a una joven franquicia que parece dispuesta este año a hacerse con el tan ansiado anillo. El segundo… el segundo no necesita ser presentado. MVP de la pasada campaña y probablemente el base más desequilibrante hoy por hoy en la NBA. Pero aquí no acaba la lista. En la conferencia Oeste, encontramos dos bases muy distintos. Distintos, pero con la misma misión. Llegan a una nueva franquicia donde las expectativas sobre ellos son enormes. Hablo de Ricky Rubio y Chris Paul. El base español, de 21 años, llegaba con mucha presión y muchos ojos puestos en él. Y no defraudó. Nombrado Rookie del mes de la conferencia Oeste, y segundo en la clasificación para Novato del año, con unos números increíbles que no imaginaban ni las predicciones más optimistas. Por otro lado, encontramos a Paul (26 años). Rodeado, por fin, de un equipo competitivo, tiene la difícil tarea de llevar al equipo lo más alto posible, intentando incluso entrar en la lucha por el anillo. Nadie duda de su calidad. Ya lo demostró, y lo mejor aún, le quedan muchos años para seguir demostrándolo.

Kyrie Irving./ Getty ImagesEn el otro lado, en la conferencia Este no pueden quedar sin nombrar tres de los ‘point-guards’ que marcarán, junto con los nombrados, el futuro de los bases NBA. Me refiero a Rajon Rondo, Kemba Walker y Kyrie Irving. El base de los míticos verdes, con sólo 25 años, ya lleva unos cuantos a cargo de una de las mejores franquicias de la liga, dirigiendo a jugadores de la talla de Ray Allen, Paul Pierce o Kevin Garnett. En cuanto a los dos Rookies de este año, con 21 años Kemba y 19 Kyrie,  es demasiado pronto para juzgar con total certeza, pero todo apunta a que nos dejarán el mejor baloncesto sobre el parquet en las próximas campañas (o incluso ya en esta).

Quedan jóvenes y prometedores bases por nombrar, pero eso no hace otra que más que reforzar la idea de que en la NBA tendremos calidad en el puesto de base… y para muchos años.

@JorgeAbrunedo

  Compartir en Facebook
Fecha | 03.02.2012 20:09

Recomendamos