Cargando Cargando...

Dallas, ¿año sabático o fin de ciclo?

Dirk Nowitzki./ Getty Images

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha recibido esta semana a los Dallas Mavericks. Siendo la visita del campeón a la Casa Blanca una tradición y motivo de orgullo de plantilla, directivos y aficionados, este año tal visita deja un poso de melancolía y añoranza sobre tiempos pasados, aparentemente muy lejanos, pero que en realidad se remontan a solo unos meses.

Aunque no lo parezca, no hace tanto que este equipo arrasó a los por entonces enormes Lakers, y ganó la serie final al que parecía intocable equipo de Miami Heat. Nowitzki estaba tocado por los dioses, Kidd y Barea dirigían al equipo con maestría y descaro, Jason Terry era un puñal, Tyson Chandler era cada partido mas grande en la zona, y DeShawn Stevenson ahogaba con su defensa a los rivales y amenazaba en ataque desde el perímetro, ayudado por Stojakovic.

¿Qué ha pasado para que medio año después este equipo no sea ni la sombra de lo que era? Hay quien apunta que existía una necesidad histórica de ser campeones tan grande, que el hecho de lograr el anillo ha dejado tal sensación de tranquilidad en los jugadores que llevan más años en el equipo y han vivido esa agonía que han caído en una “extrema relajación”. Lo cierto es que Nowitzki promedia casi tres puntos menos por partido y Terry dos; Kidd parece haber llegado definitivamente al final de su carrera; Stojakovic colgó las botas y Shawn Marion esta lejos de ser aquel al que apodaron “Matrix”.

Por otro lado, lo que podría ser un mal pasajero, una simple mala racha, o un año flojo después de un gran éxito en una plantilla veterana, y que podría reconducirse con el paso de los partidos, se empieza a transformar irremediablemente en un final de ciclo, y quién sabe si en las oficinas de la franquicia texana no son los primeros que se han hecho a la idea. Con Barea en Minnesota, Chandler en los Knicks y Stevenson en los Nets, las soluciones han sido un Lamar Odom, que de momento no se hace a la idea de que no está en los Angeles, Vince Carter en pleno declive físico, y Delonte West, que ya sabemos como se las gasta. El juego interior es cosa de Haywood y Mahinmi. Poca cosa.

Dirk Nowitzki #41, Jason Terry #31 y Shawn Marion #0./ Getty Images

Contratos bajos de jugadores irrelevantes o de veteranos que viven sus últimos años de profesionales, la impresión que da es que se busca liberar masa salarial para poder conseguir algún crack que sea agente libre… y quién sabe hasta que punto no importa tirar esta temporada, quedar como uno de los peores equipos y aspirar a conseguir una o varias de las opciones mas altas del próximo draft, y empezar ahí la reconstrucción.

@DiegoCL11

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Dallas Mavericks

Continúa la conversación: Foro de los Dallas Mavericks

  Compartir en Facebook
Fecha | 12.01.2012 15:00

Recomendamos