Cargando Cargando...

De Sergio a Sergio

Sergio Rodríguez./ ACB MEDIA

De Rodríguez a Scariolo. De jugador a seleccionador. De tú a tú.

El momento dulce que atraviesa el base tinerfeño debe llevar como poco a la reflexión e inclusive reconsideración sobre la elección –si ya está hecha- del repuesto del lesionado Ricky Rubio.

Probablemente -y para no saltarnos el protocolo- la primera llamada le corresponde a Sergio Scariolo que tiene por delante poco más de diez días para hacer pública la lista de los jugadores convocados que vestirán la roja en los Juegos de Londres.

El Chacho otra cosa no puede hacer que rendir tal y como está haciendo en este último tramo de la temporada, especialmente en el playoffs, y atender la llamada de Scariolo si ésta se produce

La ausencia de Ricky hace ya meses que abrió el debate sobre su sustituto. La nómina de posibles de todos es conocida. Ahora bien, en el momento en que se empezaron a barajar nombres Sergio Rodríguez no se encontraba en el momento de forma actual pero los meses han ido pasando y sus prestaciones han crecido.

Sergio Rodríguez./ Getty ImagesLa pregunta ahora es ¿se debe prescindir de un jugador que atraviesa el mejor momento probablemente desde su regreso de la NBA?

El dibujo de la selección por puestos está sólo en la cabeza de Scariolo y es posible que el estado físico en el que pueden llegar algunos habituales del equipo condicione la confección de la lista. ¿Y cuantos bases serán convocados? ¿Dos y un escolta multifuncional? Quizá esta es la opción más lógica pensando en que ese ‘2’ es Sergio Llull. ¿Calderón y Llull para el puesto de base e incrementar la nómina de ‘2’? Esta me parece más improbable porque el menorquín en la selección no ejerce de ‘1’ y si los Navarro, Rudy o San Emeterio llegan renqueantes habrá que echar mano de Llull en ese puesto.

Sergio Rodríguez ha presentado su candidatura al puesto de ‘1’ junto a José Manuel Calderón dejando una tarjeta de minutos jugados, porcentajes de tiro, asistencias y pérdidas de balón sensiblemente mejores que en la fase regular y a la altura cuando menos de cualquiera del resto de candidatos.

Un dato galáctico es el acierto desde el 6.75 (78% de acierto) y el de asistencias (4.1) le coloca segundo en esta clasificación sólo por detrás de un genio en este apartado como es Prigioni. Pero reducir a números las opciones del Chacho para estar en la selección es quedarse a medias

Sergio Rodríguez ha pasado de actor secundario a decisivo en su equipo, algo que desde que llegó sólo había sucedido de manera puntual. Ahora esa condición es regular como su juego. El talento para dirigir es algo nato en el tinerfeño. La lectura del juego y el pase a buen término por imposible que parezca son virtudes que siempre ha atesorado. La defensa nunca lo fue. Y probablemente nunca llegue a serlo. Sufridor como pocos cuando el base rival le declara las hostilidades (el copy de esta frase es del Profe Paniagua), también ha mejorado sensiblemente en este apartado.

Sergio Rodríguez./ Getty Images¿Y qué decir de su carácter? Siempre he dicho de él que ni se cuelga de la lámpara cuando las cosas le han ido bien, y tampoco se ha hundido cuando han venido mal dadas, que han sido muchas también. Ha asumido con naturalidad -y a veces con resignación- el rol que le ha tocado en cada momento tener. Sin levantar la voz ni reclamar lo que en la pista no se ganó.

En los últimos cinco años el tinerfeño no estuvo entre los mejores de la clase y se quedó fuera. Ahora sus notas pueden abrirle de nuevo las puertas de la selección. Todo depende de Sergio. De Scariolo quiero decir

@pilarcasado

  Compartir en Facebook
Fecha | 11.06.2012 13:47

Recomendamos