Cargando Cargando...

EE.UU. gana… pero enseña sus vergüenzas

LeBron James./ Getty Images

EE.UU. 80 – Brasil 69

Segunda victoria de Estados Unidos en partido de preparación de cara a los Juegos Olímpicos de Londres, pero sin demasiados fuegos artificiales. El conjunto norteamericano se enfrentó a una selección de Brasil con ganas de dar la sorpresa, peleona hasta la saciedad y mejor colocada en defensa. Sucedió durante la primera mitad hasta el punto de que USA tardó una eternidad en ponerse por delante y se extendió en la segunda parte, cuando los locales ni pudieron marcharse cómodamente en el marcador pese a terminar ganando. El resultado final lo dice todo y al mismo tiempo esconde cosas.

Falta de ideas en ataque, problemas atrás con los hombres grandes, irregular dirección de juego, abuso del tiro exterior (especialmente de tres puntos)… Estados Unidos decidió que el partido contra Brasil era el mejor momento para sacar a relucir sus puntos débiles. Mejor pronto que tarde. Mejor ahora que en Londres. Eso sí, el mundo fue testigo de como el equipo de ‘Coach K’ tuvo que recurrir a individualidades para ganar. Primero fue Kobe Bryant (8 puntos) en defensa para remontar un partido que estaba constantemente cuesta arriba. Luego LeBron James para conseguir la victoria.

Al final, todos contentos, al menos de cara al público. El Verizon Center a rebosar vibró con los suyos, celebró las acciones espectaculares, compartió velada con el presidente Obama y presenció una exhibición de LeBron James, que se fue hasta los 30 puntos y 6 rebotes, aunque fuera tarde. Por entonces, un ‘desconocido’ Marcelinho Huertas (11 puntos y 13 asistencias) ya había puesto el espectáculo cuando los de azul, blanco y rojo sólo se dedicaban a lanzar triples mientras Tyson Chandler se mataba sin éxito por hacerse con los rebotes en solitario.

EL PROTAGONISTA: LeBron James (EE.UU.)

El alero de los Miami Heat fue quien pidió el balón en el último cuarto. Cuando Estados Unidos necesitaba de alguien que tomase las decisiones, y especialmente con Kobe Bryant en el banquillo, LeBron James tomo el mando. Fue el máximo anotador (30 puntos)del partido y sacó a relucir esa mentalidad ganadora que tanto le gusta a sus fans.

Ejerció de líder, sumó puntos, derrochó actitud y hasta se ansió en un intento de mate que salió mal y en el que el aro escupió el balón a una altura desproporcionada. Y todo esto jugando en varias posiciones y defendiendo a todo tipo de jugadores.

EL DATO:

Estados Unidos no se puso por delante en el marcador hasta que no faltaron tres minutos para el final del segundo cuarto. El 30-29 en el electrónico fue la primera ventaja de los chicos de ‘Coach K’.

La buena defensa de los brasileños y la escasez de ideas en ataque inicial de los norteamericanos fue el motivo principal de que el equipo de las barras y estrellas no comenzase a carburar hasta casi llegado el descanso. Una vez ahí, la ventaja fue poco a poco hasta los 10 puntos y no se movió mucho más allá.

LA IMAGEN:

Barack Obama./ Getty Images

Barack Obama fue uno de los centros de atención de la noche. Cuando se dirigió a su asiento a pie de pista, el público al completo se puso en pie y comenzaron unos gritos de “U.S.A.! U.S.A.!” que se alargaron hasta prácticamente el salto inicial. Pero el protagonismo del presidente no se había acabado. Minutos después apareció en el vídeomarcador junto a su esposa como ‘víctimas’ de la Kiss Cam… no se besaron. ¿Protocolo? Quizás. Eso sí, para que nadie se pensase cosas raras, al segundo intento ambos cumplieron con la tradición del beso. El caso es que, de un modo u otro, la noche estaba hecha para él (Washington, selección de Estados Unidos, banderas…) y éste cumplió con su obligado protagonismo

FOTOGALERÍA – Las mejores imágenes del USA 80 – 69 Brasil

ANTONIO GIL | WASHINGTON

  Compartir en Facebook
Autor | Antonio Gil
Fecha | 17.07.2012 04:27

Recomendamos