Cargando Cargando...

El camino del Número 1

Maya Moore (Minnesota Lynx)./ Getty Images

Había muchas cosas que los aficionados a la WNBA tenían ganas de ver en esta nueva temporada 2011. La 15ª de la competición. Sin duda, una de ellas es saber hasta qué punto es buena Maya Moore.

No es la primera vez que la jugadora salida de la Universidad de Connecticut lidia con las profesionales. Geno Auriemma, su entrenador universitario y a la vez de la selección, se la llevó el pasado verano con la USAB al Campeonato del Mundo. La de Missouri no lo hizo nada mal, 8.7 puntos, 3.3 rebotes y 2.1 asistencias.

En su último ano universitario se ha llevado la peor decepción posible y la alegría más esperada. Las Huskies de Connecticut, a pesar de ser las principales favoritas para conseguir el título de la NCAA, no llegaron a la Final al perder ante Notre Dame. El récord histórico de partidos consecutivos ganados por cualquier equipo de baloncesto universitario, situado en 90, quedaba ya muy lejos después de esa dura derrota de Marzo.

Poco después, como era previsible, fue nombrada número 1 del Draft 2011. 19.7 puntos, 8.2 rebotes, 2 títulos de la NCAA, cuatro veces nombrada All-American… todo eso y más le avalaba. Indiscutible figura desde muchos años atrás. Moore era la principal atracción de esta temporada.

Antes de empezar la competición saltaba la noticia. Otra más, y muy agradable para todos los aficionados al baloncesto en España. Maya Moore ficha por Ros Casares para reforzar el equipo de cara a diciembre. Fichaje de lujo.

Y a lo que íbamos, ¿Cómo lo está haciendo Moore en este inicio de temporada 2011? Titular indiscutible en las filas de las Minnesota Lynx, con casi 30 minutos por encuentro, Moore está cumpliendo, y de sobras, con las expectativas. 14.7 puntos, 4.7 rebotes y 2.7 asistencias por encuentro. Buenas estadísticas que conllevan, a parte, lo que significa en importancia en el roster Lynx.

Maya está siendo muy importante en unas Lynx que quieren aspirar a todo. De momento buenas cifras rodean su aúrea de superestrella. Ahora tendrá grandes pruebas para ratificarlo. Este jueves visitan la cancha de las actuales campeonas, unas Seattle Storm que no perdieron ni un encuentro el año pasado en temporada regular. El viernes, jugarán contra las Finalistas de la liga pasada, las Dream, y podrá enfrentarse a otra superestrella, Angel McCoughtry, y a su futura compañera en Ros, Sancho Lyttle. El domingo, para terminar la semana, otra vez contra Atlanta Dream, esta vez en Georgia. Tres duras pruebas para la máxima aspirante a mejor jugadora del mundo. Tarde o temprano.

@EusebiSC

  Compartir en Facebook
Fecha | 08.06.2011 20:37

Recomendamos