Cargando Cargando...

El mejor regalo para Gustavo Ayón

Gustavo Ayón./ Getty Images

Llegaba en 2009 a España un mexicano del que poco o nada sabía la gente. Su carta de presentación, un excelente premundial representando a su país.

Al llegar al Fuenlabrada el primer equipo tenía las dos fichas de extracomunitario cubiertas, con lo cual optaron por ceder al “Titán” (apodo con el que es conocido Ayón) al Illescas, equipo que por aquel entonces estaba vinculado con el equipo del sur de Madrid. Como curiosidad, cabe destacar que en aquel Illescas jugaría también otro futuro NBA, Bismack Biyombo.

Dicen los que le conocen que Ayón es un tipo introvertido y muy unido a su mujer, pero pese a ello, todo son alabanzas. Javi Vega, compañero suyo en su etapa en Illescas y en su última temporada en Fuenlabrada, nos cuenta que “al llegar a Fuenlabrada, en verano de 2009, ya tenía muy clara su meta, la NBA. El sabía que si trabajaba fuerte en 3 años estaría allí”. Y no se equivocaba el “Titán”.

El ala-pivot español, internacional en categorías inferiores, solo tiene buenas palabras hacia Gustavo “es una persona con la que puedes contar siempre en el vestuario, si tuviera que destacar algo de él como persona, sería su sinceridad y honestidad”. Además de ser una gran persona, es un jugador que todo entrenador querría en su equipo, un trabajador incansable que nunca pondrá reparos a la hora de hacer nada y estará abierto siempre a mejorar.

Gustavo Ayón./ ACB MediaDespués de su etapa en Illescas, en donde tan solo jugó 5 partidos, el Tenerife Baloncesto (por aquel entonces colista en LEB Oro) reclamaría sus servicios. No tardarían los aficionados de la isla en cogerle cariño, ya que gracias a su garra y entrega en la pista los resultados empezaron a llegar. Con la llegada de Gustavo Ayón al equipo llegó también la primera victoria, y posteriormente muchas más, que haría al Tenerife salvarse en la que sería la última temporada del conjunto canario antes de su absorción por el CB Canarias. Ayón acabaría la temporada con unas medias de 9.7 puntos y 6.8 rebotes para 14.7 de valoración, algo que le llevaría la siguiente temporada a tener la oportunidad de jugar en la ACB con el Baloncesto Fuenlabrada, haciendo pareja interior con Esteban Batista.

Ya en el Fuenlabrada su juego fue en clara progresión, y tras la marcha de Batista a mitad de temporada al Caja Laboral, el mexicano asumió los galones y fue uno de los principales artíficies de que el sorprendente “Fuenla” se colara en los Playoffs por el título. Al final de la temporada, su rendimiento se vio recompensando con el premio al Jugador Revelación de la liga ACB.

En los partidos que jugó está temporada, Ayón ya demostraba una superioridad abismal. En los 10 encuentros que disputó, consiguió unas medias de 15.9 puntos y 8.2 rebotes, destacando por encima de la media su actuación ante el Cajasol del gigante Paul Davis, donde acabaría el partido con 34 puntos y 11 rebotes, con un 15/16 en tiros de campo para 43 de valoración.

Ahora Gustavo se va a la NBA, la mejor liga del mundo. Nadie puede asegurar que vaya a triunfar o que vaya a tener muchas oportunidades, pero de lo que podemos estar seguros es de que trabajará como el que más para que así sea y aprovechará al máximo los minutos de los que disponga.

¡Mucha suerte “Titán”!

Gustavo Ayón./ NBA

@fran_rivas

  Compartir en Facebook
Fecha | 24.12.2011 14:10

Recomendamos