Cargando Cargando...

El streetball de la West Coast

Imagen de un jugador en el torneo Elite24/Foto: carl.elite24

Hablar de baloncesto veraniego nos transporta casi de forma inevitable a New York. Allí nació el baloncesto callejero, el que juegan en sus calles, no los torneos de 3×3 y cosas así que se realizan en otras partes del mundo. Baloncesto en estado puro, con torneos bien montados, con sus reglas y con muchísima afición, y de donde uno puede pasar de ser una estrella a competir en la NBA, caso de Skip to my Lou, Rafer Alston, o ser una estrella de la NBA y ser retratado en sus canchas abarrotadas de gente, como le ha pasado recientemente a Michael Beasley.

New York City siempre será la Mecca del streetball veraniego. Pero hay más ciudades donde esta afición se vive con intensidad. Washington, sin ir más lejos, año tras año se va haciendo un hueco creciente en el mundo gracias a la competente y durísima Goodman League. El mismo Kevin Durant pasó por allí antes de viajar al Rucker Park neoyorquino y liarla con sus 66 puntos. Se dice que es la liga más rocosa y difícil de la Costa Este.

Pero, ¿y en la costa Oeste? No es, para nada, tan importante como NYC, pero el streetball en Los Ángeles también cuenta con un gran Torneo que merece destacar.

No fueron muchos, pero algunos años brilló el torneo en la mítica cancha de Venice Beach, conocida mundialmente por aparecer en la película “Los blancos no la saben meter” (White men can’t jump). El torneo o liga que allí se disputa, muchas veces reúne espectadores ocasionales que pasan por la encantadora playa angelina, el aroma de la calle se respira en cada bote de balón, pero se echan de menos las estrellas, y la competencia espectacular de lo que pasa al otro lado del país. Estas estrellas sí estarán cuando se dispute ahí, en el mismo escenario, el Elite24, los próximos 26 y 27 de agosto. Los 24 mejores jugadores de instituto de todo el país se reúnen en la playa californiana para demostrar sus habilidades y su potencial. Entonces sí tendremos jugadores NBA, NCAA, entrenadores, ojeadores, y mucho, mucho espectáculo.

Pero dejando el glamour de la playa a un lado, nos adentramos en las animadas calles de Los Ángeles, y cerca de Compton, el barrio con más problemática social de la ciudad, nos encontramos con el pabellón de Washington Park, donde ahí sí se bate el cobre a un precio muy alto. Ahí está la sede de la Drew League. El talento californiano por excelencia.

En 1973 se fundó una liga para ayudar a los chicos y chicas con problemas para mejorar su vida gracias al baloncesto. La evolución del Torneo llegó a tal punto que creció de 6 a 10 equipos en sólo 12 años, pasando actualmente a ser 20 equipos bajo invitación, los que pueden batallar bajo el sol californiano. Si eres californiano, y juegas al baloncesto, tienes que demostrar que sabes jugando en la Drew League. Cómo no podía ser de otra manera, las estrellas de la NBA también se pasan por ahí para demostrar lo que saben.

En este verano de 2011 han aparecido nada más y nada menos que Amare Stoudemire, Lebron James, Baron Davis, Matt Barnes, Tyreke Evans, Michael Beasley, JR Smith, Kevin Durant, Dorell Wright, James Harden, Demar Derozan y Javale McGee… por nombrar algunos.

Seguramente nunca la Drew League será el EBC at Rucker Park o Dyckman de NYC, y tal vez no será tan duro como Goodman, pero lo que está claro es que en ese pequeño pabellón, que se llena siempre, la competencia es abismal, colosal. Con la Drew League, el streetball sigue reluciendo en la West Coast.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=Gw9uf6iKSdQ’]

  Compartir en Facebook
Fecha | 14.08.2011 12:09

Recomendamos