Cargando Cargando...

En tierra hostil

Fans de los Heat a la entrada del American Airlines de Miami./ Getty

Siempre se ha dicho que desde que el sistema de 2-3-2 para las Finales de la NBA favorece al equipo con el factor cancha en contra. En el momento que éste consiga una victoria en uno de los dos primeros partidos como visitante ya en encontrará con una situación muy favorable. La disputa de tres encuentros consecutivos en casa da un plus de confianza para rematar la faena o al menos dejarla bien encauzada antes incluso de tener que viajar de vuelta a la cancha del conjunto con un mejor balance de victorias y derrotas en regular season. Dicho de otro modo, si el equipo que empieza jugando en casa pierde alguno de los dos primeros choques sufrirá para recuperar la ventaja de campo, teniendo que hacerlo en tierra hostil. Ésta es la tesitura con la que se encuentran ahora mismo los Oklahoma City Thunder. Las Finales empatadas a uno y tres partidos por delante e Miami. Mal asunto.

Prestaciones a la baja

Las estadísticas son números fríos que muchas veces no se corresponden con la realidad absoluta de lo que sucede en el terreno de juego. Son porcentajes de cientos de minutos que pueden no concordar con lo sucedido en 48 minutos concretos, pero al mismo tiempo son una guía imprescindible para hacerse una idea de lo que puede suceder antes de que pase. En el caso de OKC, esos números no les favorecen precisamente cuando el equipo viaja a casa del enemigo y juega ante un público que no le respalda. Decir que los Thunder bajan sus prestaciones cuando hacen las maletas es una verdad irrefutable, que se puede palpar con sólo echar un vistazo a un dato concreto como los porcentajes de acierto en el tiro. Durante los Playoffs de 2012, los chicos de Scott Brooks promedian un 46.9% en tiros de campo, mientras que fuera de casa firman un 45%. En los lanzamientos de tres puntos bajan del 36.8% al 33.3% y en los tiros libres pasan del 82.3% al 80.5%. Matemática pura y dura que los Thunder podrán romper en Miami si saltan a la cancha con la mentalidad adecuada y la concentración en lo que sucede dentro del rectángulo de parquet y no en la grada.

Objetivo: ganar el primer partido

Serge Ibaka declaró ante el micrófono de Basket4Us, justo tras la derrota sufrida en casa en el segundo partido de la serie, que el equipo “había empezado mal y eso no puede ser en unas Finales”. La falta de confianza en los minutos iniciales de los Thunder contrastó con la motivación extra de los Heat por el hecho comprender la importancia de robar el factor cancha a su rival. Motivación que ahora debe trasladarse a las filas de los de OKC si no quieren encontrarse con más problemas de los previstos. ¿Cómo conseguirlo? El propio Ibaka lo tenía claro y explicaba que el secreto estaba en “jugar nuestro baloncesto”, así como en “despreocuparse de la presión y mejorar”. Tres máximas que los jóvenes truenos deberán aplicarse si quieren encontrar petróleo en tierra hostil.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=rJhdYb_LVwI’]

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Miami Heat

Continúa la conversación: Foro de los Miami Heat

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Oklahoma City Thunder

Continúa la conversación: Foro de los Oklahoma City Thunder

  Compartir en Facebook
Autor | Antonio Gil
Fecha | 17.06.2012 16:27

Recomendamos