Cargando Cargando...

Entre la continuidad y el desconcierto

Ricky Rubio, vistiendo la camiseta de su nuevo equipo./Getty

Tras la llegada de Ricky Rubio a Minnesota y la previsible nacionalización del congoleño Serge Ibaka, la NBA contará la próxima temporada con seis españoles (siempre que el lockout lo permita). La situación de ellos se prevé de forma muy diferente. En primer lugar, Pau Gasol afronta su cuarta temporada en Los Ángeles, con cierta incógnita. Hay ciertas dudas sobre si el nuevo entrenador de los Lakers, Mike Brown, sabrá llevar el timón de un barco actualmente sin rumbo o, por el contrario, la marcha de Phil Jackson perjudicará a una franquicia, falta de motivación y juventud en el último año. Personalmente, Pau tratará de volver a sus números anteriores a 2011 y de adquirir un mayor rol de protagonismo, tanto defensiva, como ofensivamente en un conjunto angelino, en el que se prevén cambios en su plantilla.

Por su parte, el menor de los Gasol, Marc, buscará continuar con su gran escalada en la NBA. Tras una temporada más que digna con Memphis Grizzlies, el pívot de Sant-Boi ha sido una de las piedras angulares en el esquema de una franquicia, que ha sido la grata sorpresa de los playoffs, eliminando a San Antonio Spurs y plantando cara a Oklahoma City Thunder. En la postemporada, los 15 puntos y 11 rebotes de media de Marc, no han pasado inadvertidos para nadie, por lo que muchos equipos han puestos sus ojos en un jugador cuyo contrato expira este verano. Memphis ya ha reafirmado su apuesta por él, al presentar una qualifying offer. Esta “oferta cualificada” tenía que ser oficializada antes del 30 de junio por los Grizzlies para asegurarse de que Gasol sea agente libre restringido y conservar el derecho de tanteo ante cualquier oferta que pudieran recibir para retenerle. Y todo ello con la mirada puesta en el más que posible cierre patronal, que de producirse interrumpiría todas las operaciones de traspasos y renovaciones en la liga estadounidense de baloncesto.

Si finalmente la patronal y el sindicato de jugadores acercan posturas y las negociaciones llegan a buen puerto, a principios de noviembre, veremos a Rudy Fernández debutar con su nuevo equipo, los Dallas Mavericks. El escolta mallorquín se encuentra muy ilusionado con su nueva etapa y confía en que Rick Carlisle le deje explotar todo el baloncesto que lleva dentro y que su función dentro de la cancha puede ser más que limitarse al lanzamiento desde más allá de los 6,75 metros. A buen seguro, gozará de minutos para demostrarlo.

Peor se atisba el futuro a corto plazo de José Manuel Calderón, al que un traspaso como el de Rudy le vendría como agua de mayo. Dwane Casey, ex asistente de Dallas, será el nuevo coach del extremeño en los Raptors de Toronto. Casi recién entrado en la treintena, su objetivo será retomar buenas sensaciones en su baloncesto y no dejarse contagiar por la desidia de un conjunto que en esta última temporada, ha finalizado con la tercera peor marca en lo que a victorias y derrotas se refiere de toda la NBA.

En una situación completamente diferente, se encuentra Serge Ibaka. Tras ser finalista en la Conferencia Oeste como uno de los baluartes de los Thunder, el ala-pívot congoleño está realizando los trámites necesarios para poder jugar con la Selección española en el Europeo de Lituania. Posteriormente, buscará en la NBA mejorar lo conseguido a nivel colectivo. La juventud, ilusión y calidad del equipo de Oklahoma invita a pensar en que puede ser una de las franquicias llamadas a hacer algo grande en un futuro a corto plazo. Y será con la inestimable ayuda de Ibaka, uno de los mejores taponadores y reboteadores de la liga.

Por último, la llegada de Ricky Rubio a la NBA ha insuflado el ánimo de los aficionados de Minnesota Timberwolves, faltos de victoria y un estilo de juego en los últimos años. La última temporada en España no ha sido ni de lejos la mejor del base catalán. Su estancamiento en el tiro exterior, la falta de confianza en su alegre estilo de juego y su escaso nivel defensivo, han sido las causas de su bajo rendimiento. Con el salto a las Américas, Rubio espera mejorar sus carencias y gozar de los minutos necesarios para acoplarse a un ritmo de vida y de partidos al que no es fácil acostumbrarse. Minnesota parece buen destino para ello. Es un equipo con poco que perder y mucho que ganar. Y Ricky siempre ha demostrado que si se caracteriza por algo, es por su descaro y su precocidad para conseguir cualquier reto que se propone. El tiempo dirá si consigue triunfar en la mejor liga del baloncesto del mundo.

@felipe_aparicio

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Dallas Mavericks

Continúa la conversación: Foro de los Dallas Mavericks

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Los Angeles Lakers

Continúa la conversación: Foro de los Los Angeles Lakers

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Memphis Grizzlies

Continúa la conversación: Foro de los Memphis Grizzlies

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Minnesota Timberwolves

Continúa la conversación: Foro de los Minnesota Timberwolves

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Oklahoma City Thunder

Continúa la conversación: Foro de los Oklahoma City Thunder

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Toronto Raptors

Continúa la conversación: Foro de los Toronto Raptors

  Compartir en Facebook
Fecha | 03.07.2011 18:09

Recomendamos