Cargando Cargando...

Falta de identidad en Brooklyn

Deron Williams./ Getty Images

Malos momentos se viven hoy día en Nueva York. Tanto New York Knicks como Brooklyn Nets, que aspiraban y aspiran a todo, están decepcionando en este inicio de temporada más que ningún equipo de la Liga. Pero si hay un caso que realmente está dejando atónito a todo el mundo es el de la franquicia de Brooklyn.

Los Nets conforman una de las mejores plantillas de toda la NBA. Sin embargo, poseen un discreto récord de 3 victorias y 9 derrotas. Un quinteto formado a priori por Deron Williams, Joe Johnson, Paul Pierce, Kevin Garnett y Brook López, con el apoyo desde el banquillo de jugadores como Jason Terry o Andrei Kirilenko. Queda claro que algo está fallando.

En el barrio de Brooklyn hay una señal que reza “Home to Everyone from Everywhere”. Y no miente, eso son los Nets ahora mismo: la casa de cualquiera que venga de cualquier lugar. Y es que casi cualquier equipo que pisa el Barclays Center le pinta la cara al equipo de Jason Kidd. Últimos en la División Atlántica y en el puesto 14º en la Conferencia Este, sólo por delante de Washington Wizards.

Llegados a este punto, resulta obligado plantearse cuáles son los problemas de estos Nets. Bajo mi punto de vista, el primer y principal problema del equipo es su jugador franquicia. Deron Williams es muy bueno, y cuando él está bien se automatiza una inyección de moral y juego en sus compañeros. Pero no está rindiendo al nivel esperado entre lesiones y desaciertos, y Brooklyn nota la falta de un timón en la cancha.

Por otro lado, los recién llegados de Boston están decepcionando en este inicio. Paul Pierce promedia un pobre 37% en tiros de campo, mientras que KG anota 6.7 puntos por encuentro, con un lamentable 36% de acierto. Y por su parte, Joe Johnson está aportando poco, aunque quizá es uno de los salvables junto a Brook López, el cual ha disputado sólo ocho partidos, pero promedia 20.5 sólidos puntos.

“¿Y qué pasa con el entrenador?”, os preguntaréis. Bien, se hace evidente que a Jason Kidd le queda un poco grande el traje de estos Nets ahora mismo. No dudamos de él, porque demostró ser un jugador inteligente, pero sí es cierto que un entrenador novato quizá no era lo más conveniente para guiar a un conjunto de estrellas al anillo en su primer año.

Los Nets no están bien y eso es innegable. Ahora toca esperar la reacción de un equipo con un potencial incalculable pero que, de momento, sufre falta de identidad.

@SergioBR10

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Brooklyn Nets

Continúa la conversación: Foro de los Brooklyn Nets

  Compartir en Facebook
Fecha | 23.11.2013 20:11

Recomendamos