Cargando Cargando...

Fiebre del sábado noche

Dwight Howard./ Getty Images

Sensaciones. Buenas. Malas. Incoloras. Sosas. Excitantes. Tristes. Grises. Electrizantes. Dolorosas. Cada una de ellas puede ser asignada a uno de los 16 equipos que jueguen los Playoffs. En una jornada como la de hoy es un buen ejemplo de ello y de la afinación de las orquestas de cara a esa post-temporada que nos saluda ya desde lo lejos.

Orlando Magic y los Sixers ofrecieron un espectáculo en el que triunfo el menos malo o el más cómodo en situaciones complicadas. Ambos equipos son grises y viven alterados. Los de Orlando por la situación que origina Howard, que explota Van Gundy y permite Smith. Cuando la cabeza está en otra parte. Gris. Los Sixers también desprenden un juego de esa tonalidad por el carácter de su entrenador. Demasiado metódico, alejado de los marcadores altos y de la valentía de buscar el triunfo a través del ataque. Sin un hombre franquicia, el juego coral de los Sixers se diluye entre los momentos de presión y la falta de imaginación de Collins que, sí, hace resultados pero no transmite nada a los fans. Dos candidatos claros a caer en primera ronda.

Gilbert Arenas./ Getty Images

Los Hawks ganan y serán un equipo de Playoffs. Resultados. Pero son tristes. No transmiten lo suficiente para enloquecernos. Triunfos porque sí. No poseen ese brillo que te hace distinguir a los buenos equipos de los ganadores. Los Hawks ganan pero son serán nunca una franquicia ganadora. Quizá porque no tiene jugadores de esa categoría mental. Primera ronda y gracias. Algo más será producto de la diosa fortuna y de un cruce muy igualado. Sin pena ni gloria.

Esa mentalidad se tiene o se puede adquirir si se desea y trabaja lo suficiente. Pues los Grizzlies son del segundo grupo. Ganan a Dallas en una semana que han triunfado y nos han dejado esas sensaciones positivas de una franquicia que quiere brillar, hacer grandes cosas y jugar a esto en condiciones. Los Grizzlies pueden dar muchos sustos a los rivales y alegrías a sus aficionados. Serán los que animen los Playoffs como la temporada pasada.

Los Celtics poseen la capacidad de ganar a cualquiera y de una mentalidad triunfadora de serie. Duelo directo frente a los Pacers. Victoria. Con el suficiente espacio entre partido y partido, son los más peligrosos del Este. Quizá demasiado mayores para llegar a los Bulls y a el Heat pero muy listos para dar la guerra suficiente para sacudir los cimientos de un proyecto que pretende ser como ellos.

@ICano14

  Compartir en Facebook
Fecha | 08.04.2012 07:28

Recomendamos