Cargando Cargando...

Iban para estrellas… y acabaron estrellados

Adam Morrison, con la camiseta de los Lakers./GettyCada día que pasa, el Draft 2011 de la NBA está mas cerca. Franquicias como Cleveland (con sus elecciones 1 y 4) o Utah (con la 3ª y 12ª), se encomiendan a los novatos que puedan obtener para empezar a crecer poco a poco, pero no siempre un buen puesto en la lotería te asegura un gran jugador. En el primer artículo de esta serie, me gustaría hablaros de esos jugadores que parecía que llegaban para comerse la liga, y la liga se los comió a ellos.

Fracasos estrepitosos en el Draft ha habido siempre, por eso me gustaría centrarme en los casos más recientes, tomando como base los últimos 12 años, empezando en el 1998 y tomando como base solo las 6 primeras elecciones.

1998: Los Clippers poseían el número 1, y como siempre ha pasado en esta liga, los hombres altos son mucho más difíciles de encontrar que los exteriores. Su “pick”, Michael Olowokandi, un pivot de 2,13 m. de ascendencia nigeriana que en su última temporada en la NCAA, promedió unos espectaculares 22 puntos, 11 rebotes y 3 tapones en los 33 partidos que disputó. Sus promedios en la NBA ni se acercaron a lo que se esperaba de él, y acabó su carrera en 2007 con unos promedios totales de 8 puntos y 7 rebotes. En ese mismo Draft, en 6ª posición, los Mavericks eligirían al recientemente fallecido Robert “Tractor” Traylor, al que traspasarían inmediatamente, junto con Pat Garrity, por un desconocido alemán llamado Dirk Nowitzki que había sido escogido por los Bucks con el número 12. El resultado, lo sabemos todos. Mientras uno está siendo el mejor jugador del equipo texano en estos Playoffs, el otro estaba jugando en Puerto Rico hasta su fallecimiento.

1999: Con la 5ª elección, los Toronto Raptors eligirían a Jonathan Bender, un jugador procedente del instituto de 2,13 m. con mucha agilidad para su altura, que sería traspasado a Indiana Pacers a cambio de Antonio Davis. En su primera temporada, tan solo jugaría 130 minutos repartidos en 24 partidos. En la temporada 2001-2002, llegó a jugar 20 minutos por partido, pero tan solo se vieron unos cuantos destellos de la calidad que se le presuponía a un número 5 del Draft que sería muy castigado por las lesiones.

2001: El Draft de Pau Gasol, será recordado por la elección de uno de los peores números 1 de la historia. Los Washington Wizards, seleccionarían a Kwame Brown, un pivot que procedía del instituto y que destacaba por su gran físico. En la franquicia capitalina, no llegó a hacer méritos para justificar su elección, y más viendo que los dos jugadores que saldrían detrás de él en ese Draft fueron Tyson Chandler y Pau Gasol, dos jugadores también interiores que han tenido una carrera NBA mucho más productiva.

2002: Otro conocido del baloncesto español sería elegido ese año. Se trata del georgiano, actualmente jugador del Lagun Aro GBC, Nikoloz Tskitishvili, jugador que por aquel entonces jugaba en la Benetton de Treviso en Italia y que con tan solo 19 años apuntó su nombre al Draft. Denver lo elegiría en la 5ª posición, y durante la temporada se puede decir que disfrutó de bastantes oportunidades, pero nunca llegó a hacer unos buenos números. Jugaría una media de 17 minutos en 81 partidos, promediando unos pírricos 3,9 puntos y 2,2 rebotes. Después de su temporada rookie, nadie apostó más por el, y deambularía por la liga, jugando siempre menos de 10 minutos hasta que en 2006 decide volver a Europa, más concretamente al por aquel entonces denominado Caja San Fernando (actual Cajasol).

2003: Uno de los mejores Drafts de la historia. Jugadores como LeBron James, Dwayne Wade, Carmelo Anthony o Chris Bosh fueron elegidos ese año, pero de todos los anteriormente citados, tan solo uno (LeBron James) fue elegido antes que el jugador del que vamos a hablar ahora. Se trata nada más y nada menos que de Darko Milicic, jugador serbio que fue elegido por Detroit en la 2ª posición. En Detroit nunca tuvo oportunidades, y tras muchos años a saltos entre diferentes equipos, parece que por fin ha encontrado su sitio en Minnesota, pero poco queda ya del juego de aquel espigado chaval que llegó a EEUU, pasando de ser un ala-pivot con mucha movilidad, a un pivot grande con gran habilidad para taponar.

2006: Como una leyenda universitaria llegaba a la NBA Adam Morrison. Después de promediar nada más y nada menos que 28 puntos por partido en Gonzaga, y de que muchos expertos asemejaran su juego al de Larry Bird, los Charlotte Bobcats, decidirían apostar por él eligiéndolo en la posición número 3 del Draft, tan solo por detrás de Andrea Bargnani y LaMarcus Aldridge. En su primera temporada, anotó unos respetables 11,8 puntos por partido en casi 30 minutos de juego por partido, pero con unos porcentajes bastante bajos. La siguiente temporada se la pasa en blanco por una lesión de rodilla, y a partir de ahí, no volvería a conseguir anotar como antaño y pasaría a convertirse en jugador marginal. A día de hoy, es agente libre y no ha conseguido ningún contrato esta temporada. En el mismo Draft, con la 5ª elección, los Hawks elegían al pivot de Duke Shelden Williams, que durante su carrera NBA no ha conseguido asentarse como titular en ninguna franquicia, ganándose contratos gracias a su gran ética de trabajo y su intensidad en la pista.

2009: Pese a que todavía sea muy temprano para evaluar el rendimiento de un jugador que tan solo lleva dos años en la NBA, creo que todos estaremos de acuerdo en que Hasheem Thabeet, elección número 2 del 2009 de los Memphis Grizzlies, tiene todas las papeletas para llegar a ser un clásico cuando se hable de “pufos” del Draft. En sus dos temporadas en la NBA, Thabeet ha promediado un total de 2.3 puntos y 2.8 rebotes, siendo traspasado en este último mercado de fichajes a los Houston Rockets y llegando a ser enviado a la Liga de Desarrollo.

Con el pivot tanzano damos por finalizado el artículo en el que no hemos incluido a jugadores que fracasaron por culpa de las lesiones, ya que lo consideramos un factor externo a su calidad.

En breves presentaremos una segunda parte, pero totalmente contraria, en la cual trataremos el tema de los jugadores por los que nadie apostaba, y acabaron siendo estrellas de la NBA.

@fran_rivas

  Compartir en Facebook
Fecha | 06.06.2011 14:02

Recomendamos