Cargando Cargando...

Kevin Love, el triunfo del obrero

Kevin Love (Minnesota Timberwolves)./ Getty Images

Siguiendo con el repaso de los protagonistas de la película de la última temporada, hay que detenerse obligatoriamente en un hombre con el que pocos contaban antes del comienzo del curso y que se ha ganado a pulso el respeto de toda la liga y el reconocimiento como indiscutible estrella de la NBA. A los nostálgicos como yo que todavía se levantan de su asiento ante una demostración de fundamentos, una buena jugada en equipo, un reverso o un gran lanzamiento antes que ante un mate de videoconsola nos alegra especialmente verle jugar. Ocupando siempre las posiciones interiores, se trata de un jugador que antes del partido no intimida especialmente, no tiene un físico de superatletla, no tiene el cuerpo lleno de tatuajes, no vive haciendo gestos a la cámara, ni baila rap en la presentación de los equipos. No es un galáctico, es Kevin Love.

Love se ha comido directamente a todo el que se ha atrevido a cruzarse en su camino esta temporada, y si su año no ha llenado mas páginas de periódicos y mas minutos de telediarios, es simplemente porque el mercado de los Minnesota Timberwolves está a años luz del de las grandes franquicias de New York, Miami o Los Angeles. Sin embargo, nadie en Estados Unidos pudo escapar del embrujo de este chico nacido en Santa Mónica y que aún no ha cumplido 23 años. La noche del pasado 12 de Noviembre de 2010, cuando los New York Knicks visitaron el Target Center y Love les infligió 31 puntos y 31 rebotes (creedme, no es una errata). Nadie, desde Moses Malone en 1982 había conseguido algo parecido.

Love ha sido el jugador de mayor progresión de la temporada y los números son incontestables. Ha firmado unos grandísimos 22.2 puntos y 15.2 rebotes por partido, dejando bastante lejos los 14 puntos y 7 rebotes que consiguió en la temporada 09/10, y dejando en casi ridículos los 11 + 9 de su primera campaña. Mas allá de sus cifras, el 42 de los Wolves ofrece cada noche un gran repertorio de movimientos al poste, un notable tiro de media-larga distancia y una entrega y una garra que no se ven muy a menudo durante la regular season. Solo le falta hacer que los aficionados de Minneapolis vuelvan a disfrutar con su equipo, como hicieron en su día con el dúo Marbury – Garnett. De momento Love, aunque muy diferente en la forma de jugar parece dispuesto a ser su nuevo Garnett, y el año que viene se les une Ricky Rubio… soñar es gratis.

@DiegoCL11

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Minnesota Timberwolves

Continúa la conversación: Foro de los Minnesota Timberwolves

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los New York Knicks

Continúa la conversación: Foro de los New York Knicks

  Compartir en Facebook
Fecha | 22.07.2011 13:45

Recomendamos