Cargando Cargando...

La estrella tranquila

Kevin Durant

Kevin Durant presenta sus nuevas Nike – KD VI

La vorágine del dinero y la fama es demasiado radical para que no termine afectando al individuo más centrado. Es complejo abstraerse de los elogios constantes. Nuestra humanidad nos empuja hacia la autocomplacencia. Sin embargo, la historia nos ha demostrado que hay casos en los que la humildad prevalece sobre todos los pecados capitales. Cuando alguien desea alcanzar el Olimpo, ser inmortal y el primario anhelo de ser el mejor es su motor, todas las “atracciones” externas no valen.

Alguien como Kevin Durant, con tantos millones en el banco, con una carrera en la mejor liga de baloncesto del mundo, con tango halago allá por donde vaya, no olvida que para alcanzar la gloria debe tener los pies en el suelo. Es una herramienta fundamental. Esa humildad, esa mentalidad y trabajo. KD tiene claro que su vida es el baloncesto y ser el mejor. El que más puntos mete, el que más partidos gane y el que más ayude a sus compañeros y su propia comunidad. Como Teseo.

Como buen héroe, necesita las mejores herramientas. Partiendo de la humildad y el trabajo, KD también quiere revolucionar los pies. El estilo. De altas a bajas. De colores apagados a encendidos. Quiere llamar la atención de todos buscando transmitir su mensaje: Estoy aquí para ganar. Quiero ser imparable.

Kevin Durant afronta el futuro con las misma armas que le han hecho ser uno de los mejores jugadores del mundo, el rival real presente y futuro para LeBron James. Su némesis. Su rival más absoluto. Su cima. No quiere ser como él, desea vencerle y ostentar el cetro. Trabaja para ello. Con zapatillas bajas… Como Teseo.

@ICano14

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Oklahoma City Thunder

Continúa la conversación: Foro de los Oklahoma City Thunder

  Compartir en Facebook
Fecha | 27.06.2013 19:54

Recomendamos