Cargando Cargando...

La locura de febrero

José Calderón y Rudy Gay./ Getty Images

Conforme llega la fecha del límite de traspasos, los general mangers de las franquicias NBA parecen olvidar las líneas maestras que han trazado a lo largo del año. La paciencia, las labores de negociación de verano, la planificación de las plantillas, etc. Todo eso pasa a segundo plano cuando llega febrero. Se suceden las llamadas entre los responsables deportivos, intercambian nombres y posibilidades, echan números y revisan contratos. Las oficinas de los equipos bullen y los teléfonos echan humo.

Normalmente hay dos tipos de decisiones que se toman a estas alturas de temporada. La primera es la que eligen las grandes franquicias, las aspirantes al anillo. Mueven sus plantillas con el único objetivo de reforzar alguna posición débil, teniendo en cuenta, incluso, los puntos fuertes de algunos de sus rivales. Bien es cierto que no suelen protagonizar grandes traspasos, sino que recurren a contratos temporales y fichajes de agentes libres. A excepción del movimiento que dio con Pau Gasol en Los Angeles Lakers en 2008, no ha habido un gran nombre que haya acabado en un aspirante en el mercado de febrero. La otra alternativa es la que eligen los equipos jóvenes, sin aspiraciones siquiera de entrar en playoff y cuyos movimientos van encaminados a conseguir rondas altas del draft, expirings para liberar salario en verano o jóvenes con proyección.

Pero los rumores de traspaso que vienen de Memphis Grizzlies, focalizados en Zach Randolph después del trade de Rudy Gay a Toronto Raptors (movimiento que involucró también al español José Manuel Calderón), hacen necesario abrir una nueva vía: la del destrozo sistemático de un equipo. Con la salida de Marreese Speights, Wayne Ellington y Josh Shelby, los Grizzlies parecían haber cumplido uno de sus propósitos, que era rebajar su masa salarial y dejarla por debajo del límite. Esto hace aún más extraño que insistan en traspasar a Randolph.

Zach Randolph, Mike Conley, Marc Gasol y Rudy Gay./ Getty Images

Esta temporada, los de Tennessee están realizando el mejor inicio de su historia. Se encuentran en la cuarta posición de la Conferencia Oeste, con holgura sobre el quinto y con posibilidades reales de pelear por un puesto mayor. O al menos lo estaban, ya que los rumores de traspaso desestabilizaron a un equipo que funcionaba como un reloj.

A la luz de los hechos, nos tenemos que hacer una pregunta: ¿qué buscan los general managers con esos movimientos? En este caso, no parece que el aspecto económico sea primordial, pese a que los nuevos dueños de la franquicia buscan la supervivencia económica por encima de todo.

Si es posible dar una explicación racional a estas actitudes es la de la extraña necesidad de hacer algo por un simple modelo de imitación. “Como todos los equipos planean movimientos, yo no quiero ser menos”. El mundo del baloncesto en Estados Unidos ya tienes dos madness: la de marzo y, ahora, la de febrero.

@alexarenas13

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Memphis Grizzlies

Continúa la conversación: Foro de los Memphis Grizzlies

  Compartir en Facebook
Fecha | 31.01.2013 20:55

Recomendamos