Cargando Cargando...

La mejor Final Four posible

NCAA./ Getty Images

Tras unas semanas frenéticas, el Gran Baile está cerca de poner su punto y final. Nueva Orleans acogerá a Kentucky, Louisville, Ohio State y Kansas en un evento que decidirá quién sera el próximo rey del baloncesto universitario. El destino ha querido ser caprichoso otorgándonos dos eliminatorias con bastantes particularidades que la convierten en una de las Final Four más prometedoras de los últimos años.

La semifinal entre Kentucky Wildcats y Louisville Cardinals tiene una gran carga sentimental. En primer lugar se trata de un derbi regional. Ambas se encuentran en el Estado de Kentucky y su rivalidad es histórica. Luego está el enfrentamiento entre Pitino y Calipari. Ambos son de origen italoamericano, comparten ciertas similitudes en el juego y sus carreras han sido paralelas: son los dos únicos entrenadores de la historia en llevar a tres equipos distintos a la Final Four, ambos tuvieron un fugaz pasado NBA que acabó en fracaso… etc. Otra de las particulares de la eliminatoria es que Rick Pitino tiene pasado Wildcat. Él fue campeón con Kentucky tras sacar a la universidad del ostracismo después de una terrible sanción. Por último hay que destacar que, con esta participación, Pitino se convierte en el tercer entrenador de la historia tras Dean Smith (North Carolina) y Mike Krzyzewsky (Duke) en estar presente en la final a cuatro en cuatro décadas distintas (80′, 90′, 00′ y 10′).

Anthony Davis./ Getty ImagesDeportivamente hablando, el partido debería decantarse en una victoria sencilla para Kentucky. Tienen el mejor equipo de la nación y un quinteto con futuro NBA (Anthony Davis, Terrence Jones, Kidd-Gilchrist, Doron Lamb y Marquis Teague) y sólo han perdido dos partidos en todo el año. Sin embargo, nunca se debe apostar en contra de un Pitino que ha conseguido exprimir una plantilla muy corta y escasa de nivel hasta llevarla a Nueva Orleans.

En el otro lado del cuadro, el enfrentamiento de Kansas Jayhawks y Ohio State Buckeyes estará marcado por ser dos de las universidades que mejor baloncesto practican. Los dos equipos se caracterizan por su gran circulación de balón, hacer llegar bolas al poste bajo y por su acierto en la toma de decisiones. En el poste habrá un duelo terrible entre Jared Sullinger (Buckeyes) y Thomas Robinson (Jayhawks) mientras que en la dirección se enfrentarán los dos mejores bases del año: Aaron Craft (Buckeyes) y Tyshawn Taylor (Jayhawks). Aún así habrá que estar atentos a los pequeños detalles y hombres secundarios que pueden marcar la eliminatoria. La altura de Whitey y la sangre fría de Elijah Johnson por parte de Kansas y la experiencia William Buford junto al acierto exterior del poste Deshaun Thomas por parte de Ohio State pueden marcar la eliminatoria.

En definitiva, todos estos argumentos y el incomparable ambiente universitario harán imposible que perdamos de vista el baloncesto colegial este fin de semana.

  Compartir en Facebook
Fecha | 27.03.2012 01:42

Recomendamos