Cargando Cargando...

La NBA funde a negro

La NBA sufre su segundo cierre patronal de su historia./ Getty Images

Es un día triste para la NBA. Muchos llevaban augurando este final desde hacía tiempo, pero quien más y quien menos ‘rezaba’ porque no llegara nunca el ‘lockout’ (cierra patronal).

Los propietarios de los equipos ya han confirmado a los jugadores que finalmente se suspende la NBA hasta que lleguen a un acuerdo definitivo. Desde la media noche en EE.UU. (6’00 AM GMT+1) hasta quién sabe cuándo toda actividad relacionada con la liga queda parada.

Esto significa que no podrá haber contacto entre los jugadores y los entrenadores, que no habrá traspasos, que no habrá entrenamientos, ni ‘Summer League’, ni actividad en las webs oficiales de los equipos de la NBA, etc. En el caso que se descubriera cualquier tipo de contacto, la NBA sancionará con un millón de dólares a los infractores.

De momento, según Billy Hunter (director ejecutivo de la Asociación de Jugadores), no hay próximas reuniones programadas. Todo queda en el aire a la espera de más información.

Ahora, NBA y jugadores tienen hasta el 7 de enero de 2012 para desarrollar un convenio colectivo que agrade a ambas partes. Más tarde de esta fecha no habrá tiempo para poder organizar una pequeña temporada y playoffs como se hizo en 1998 con el anterior lockout.

Algunos de los jugadores que vivieron el primer cierre patronal de la historia de la NBA siguen en activo, en total son 36: Mike Bibby, Ray Allen, Kevin Garnett, Jermaine O’Neal, Paul Pierce, Nazr Mohammed, Kurt Thomas, Antawn Jamison, Jason Kidd, Dirk Nowitzki, Chauncey Billups, Al Harrington, Tracy McGrady, Ben Wallace, Brad Miller, Kobe Bryant, Derek Fisher, Theo Ratliff, Erick Dampier, Juwan Howard, Zydrunas Ilgauskas, Jerry Stackhouse, Brian Skinner, Earl Boykins, Joe Smith, Peja Stojakovic, Antonio Daniels, Vince Carter, Rashard Lewis, Jason Williams, Tony Battie, Grant Hill, Steve Nash, Marcus Camby, Tim Duncan y Antonio McDyess.

  Compartir en Facebook
Fecha | 30.06.2011 23:18

Recomendamos