Cargando Cargando...

Lakers en el espejo

Los Angeles Lakers./ Getty

Los idus de marzo no acabaron con la cabeza de Gasol a los pies del Senado romano. La conjura, simplemente, no pudo traducirse. Antes le preparaban el lazo para envolverlo y ahora, en efecto, lo copan de parabienes, lo cual es tan fariseo como inteligente si se quiere optimizar rendimientos de cara a postemporada. Sin objeciones. Sea como sea, no sin lágrimas acabó Derek Fisher -el Rey Pescador, 5 anillos le contemplan- en los Oklahoma City Thunder a cambio del caballero Ramon Sessions, siendo éste finalmente el canje que usaría Kupchak para propiciar ese giro de timón que todo el mundo le exigía. No fue ninguna revolución pero si un evidente acto reformista. Albricias, un base de amarillo, debió pensar Gasol cuando vio a Sessions reconquistar el pick ‘n roll para el Staples. La sorpresa fue casi tan grande como la que tuvo el Camp Nou al ver a Piqué y Puyol hacer bloqueos a la salida de faltas y saques de esquina.

Llegado abril los Lakers no parecen tan malos como sus detractores ni tan buenos como sus exigencias. La imagen de Bryant decidiendo partidos en los últimos segundos -a docenas- es tan sintomática de la extraña segunda juventud de Kobe como del apuro colectivo que asola al equipo contra el rival menos pintado. La imaginación y las ganas se disparan en el paladar de los otros equipos, que hacen imaginar insólitas situaciones. Verbigracia, cuando vienen los Bobcats a Los Ángeles, Jordan enviaría un mensaje a sus jugadores diciéndoles: “Hey chicos, hoy ganamos. Pero no os acostumbréis” En efecto, de la costumbre no debería vivir el seguidor laker o acabaría desquiciado en el aparcamiento de El Segundo, esperando apoyado sobre el coche de Mike Brown.

Con todo, los Lakers han crecido algunas pulgadas con la presencia de Sessions en la manija. Aunque sólo sea, quizá, un desahogado efecto placebo al inestable ánimo angelino, en las últimas tres semanas los Lakers han encadenado una racha de 7 victorias y 4 derrotas con un 3 win-streak la última semana. Se aprecia mayor movilidad y un uso creciente del bloqueo y continuación y de más variantes ofensivas. Gasol ha elevado sus prestaciones y lanza más a canasta, teniendo además mayor protagonismo por dentro. El ánimo parece refrescado y el objetivo es llegar a tope a finales de abril, a ser posible delante de los venerables Spurs. Un objetivo más inmediato, sin embargo, se presenta en la misma noche del 4 de abril. Los Clippers se enfrentan a los Lakers por quinta vez esta temporada con un balance desfavorable de 3-1 en favor del equipo de Vinny del Negro. Lo más importante, sin embargo, no está en los números. Delante estará Chris Paul, al que Stern no quiso ponerle la camiseta púrpura y oro. El resto es historia y nos ha traído hasta aquí.

El duelo es muy simbólico y especial por varias razones, efectivamente. Obviando el factor de rivalidad local, el principal aliciente es el hegemónico. La mayoría de analistas señalaron esta temporada como el momento final en el que los dos equipos de la ciudad de Los Ángeles se pasarían el testigo. El hermano menor, muy reforzado, está llamado a dar la puntilla a los inseguros Lakers de la vida después de Phil Jackson. Además, el fantasma del traspaso frustrado de diciembre sobrevuela la mirada de dos equipos que siempre se tienen ganas. Especialmente los unos, porque han perdido tres veces y sólo han ganado una este año, y los otros, porque van a la zaga en la tabla de la División Pacífico con dos victorias de retraso. Los Lakers están pendientes de la salud de Bynum, para variar, del crecimiento de Sessions y del karma de Metta World Peace, amén de la felicidad del chico Gasol, hasta hace dos tardes atribulado por su desamor de despachos. Los Clippers tampoco están mucho mejor aunque lleguen con la fuerza de una racha de 6 partidos seguidos ganados. Sea como sea, nada mejor que la silueta del equipo vecino para medir fuerzas, la figura del duelo fratricida, la sangre y la estrella del envite doméstico. Nada mejor que el espejo de los Clippers, compañeros de ciudad y de pabellón, supuestos herederos, para chequear las prestaciones de unos Lakers al alza en los que nadie quiere confiar. Tampoco servidor.

@CarlosZumer

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Los Angeles Clippers

Continúa la conversación: Foro de los Los Angeles Clippers

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Los Angeles Lakers

Continúa la conversación: Foro de los Los Angeles Lakers

  Compartir en Facebook
Fecha | 04.04.2012 17:03

Recomendamos