Cargando Cargando...

London Calling: El amor está muerto

Tony Parker y Joakim Noah./ FEB

O lo están matando. De verdad. Vaya Europeo. Pero Antic vive y seguramente, la lucha sigue. Nowitzki, no y algo se muere en el alma.

Sus piernas no son las que aburrieron a Pau, Serge y todo Miami en Las Finales. A lo mejor no lo vuelven a ser en siglos. Su Alemania se va a la calle y sin mucha opción de entrar en los Juego Olímpicos. Nos quedan los pies de Chris Kaman, lo piropos a Benzing y ver la versión más humana del Agente Especial Dirk.

Nunca iban a ganar a Lituania de 11 y de hecho, perdieron de 11. Valanciunas ya contradice a todos. Primero porque no es Sabonis, más físico, menos cabeza… y después, porque Lituania si juega con él y para él. Saras Jasikevicius lo sabe y le utiliza.

Luego, el corazón nos lo partió Francia. Una pelea de gallos de tal tamaño, en la NBA se pone cuando la gente ve más la tele. No importa que vayan a jugar en tres días. Se compite. Pero el ‘Basket FIBA is Diferent’ y aquí ya sabemos que no hay que premiar el show, si es el caso, se castiga.

No Parker, No Noah… No Love. Y al final es hasta comprensible. Ocho partidos acumulan ya las mejores piernas del viejo continente. El maratón insufrible. Impensable. Menos para Rudy. Fernández aprovechó para coger puntería y dar su primer gran partido.

A lo mejor huele la sangre y empieza a pensar como Jason Terry y se enamora de las grandes ocasiones. Los Gasol cumplieron y Calderón, coge cuerda… y la gente en la redacción me pregunta qué le pasa a Ibaka, que era tan bueno.

A Serge le falta ritmo y acoplarse. No creo que ambas cosas sean problema suyo. Está acostumbrado a mucho más tiempo y del tirón. Ya no es ni el cuarto poste y me temo que contra la Francia de ‘yamakasis’ nos vendría bien.

Enterramos a Turquía. Y está bien enterrada. Competitivos cuando hace falta, no han sido capaces de tener cuerpo de pelea con otros compromisos. No se puede perder con Polonia y aspirar a todo.

Eso es lo que quería la FIBA, un campeonato con este tipo de sorpresa. Pero la mayor es que los motores de los mejores no acaban de hacer funcionar sus piernas. Y sin sus piernas no hay amor. Está muerto.

London Calling (1): Los martillos polacos
London Calling (2): Alemania es un pepino
London Calling (3):  One man Army
London Calling (4): Proezas del Este
London Calling (5): Hashtag… Twitter
London Calling (5): Patatas Fritas
London Calling (6): Renacer o morir

  Compartir en Facebook
Autor | Jose-Ajero
Fecha | 12.09.2011 14:34

Recomendamos