Cargando Cargando...

Los nuevos dueños del ‘showtime’

Golden State Warriors./ Getty Images

En la bahía de San Francisco, junto a uno de los puentes más famosos del mundo, se planea levantar un nuevo pabellón que albergará todos los partidos de un conjunto que está llamado a hacer cosas grandes este año. Mientras tanto, el Oracle Arena seguirá manteniendo ese ambiente tan propicio para el baloncesto y Golden State Warriors ofrecerá a sus aficionados el juego atractivo que ya me cautivó en los playoffs de la temporada pasada.

El ascenso a la escalera del éxito va de dos en dos escalones desde que llegara el entrenador Mark Jackson al conjunto del estado dorado. Se ha juntado una generación de jugadores jóvenes pero con una calidad fuera de lo común para su edad. Lo más bonito de estos Warriors es lo que te hacen disfrutar. Seas de los colores que seas, cualquier partido que se juegue contra ellos está marcado en rojo en el calendario. A mí, personalmente, me da igual que mi equipo gane o pierda ante los de Oakland. En los encuentros que han jugado este año contra los ‘guerreros’ he disfrutado como un niño cuando recibe los regalos de Santa Claus en Navidad, sin importarme el resultado.

Cuando se habla de Golden State se mencionan los conceptos de equipo, sintonía, química o compenetración como sinónimos de su juego. Todo esto viene de la cabeza del que, a día de hoy, es el mejor triplista de la liga. Stephen Curry es, sin dudas, el mejor jugador de este equipo, pero parte de culpa de lo que están haciendo viene de su ‘hermano’ Klay Thompson. Juntos forman la pareja más peligrosa desde la larga distancia, si nadie dice lo contrario. Además, la llegada de Andre Iguodala ha mejorado las prestaciones del equipo en defensa y está aportando como el que más en ataque. David Lee sigue con su trabajo habitual: conseguir un ‘doble-doble’ casi cada noche. Y para completar el quinteto titular cuentan con Andrew Bogut, que cada noche se pone el mono de trabajo en defensa.

Lo que más sorprende es que el banquillo también funcione tras las salidas de Jarret Jack, Carl Landry y Richard Jefferson. Harrison Barnes es básico en este sistema y es fijo en el clutch, al igual que Draymond Green. Marreese Speights y Jermaine O’Neal dan los minutos de descanso, y además de calidad, que necesita Lee para llegar a los finales frescos. Y el lesionado Festus Ezeli ya se ganó un hueco en el esquema del entrenador gracias a la gran temporada 2012-13.

Cada vez que juega Golden State Warriors en casa, la ciudad se viste con sus mejores galas, porque el show va a empezar.

@AHuerta7

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Golden State Warriors

Continúa la conversación: Foro de los Golden State Warriors

  Compartir en Facebook
Fecha | 10.12.2013 18:50

Recomendamos