Cargando Cargando...

Los Thunder tumban a los Grizzlies en un partido épico

Russell Westbrook, máximo anotador del partido con 40 puntos, supera la defensa de Marc Gasol

MEMPHIS GRIZZLIES 123 – OKLAHOMA CITY THUNDER 133 / Serie: 2-2
Estadística completa

Memorable, colosal, épico, histórico, apoteósico… Faltan adjetivos para calificar este partido de casi cuatro horas de duración en las que no hubo ni un minuto de tregua. Bueno, quizá sí: el último minuto del partido, el de la ¡tercera prórroga! Sí, leen bien. La victoria de los Thunder en Memphis se selló tras 48 minutos de batalla repartida en cuartos y 15 extra de tres prórrogas. Los de Oklahoma consiguieron tumbar por 123-133 a los Grizzlies y así empatar 2-2 esta eliminatoria al mejor de siete que otorga una plaza en la final de la Conferencia Oeste, donde esperan plácidamente los Mavericks de Dallas.

Brillaron todas las estrellas de ambos equipos con números excepcionales – 40 puntos anotó Westbrook, 35 añadió Durant para los de Oklahoma y 34 firmó Randolph, estrella de los Grizzlies-, pero fue Marc Gasol el que reafirmó su progresión sin techo en estos históricos playoffs para la franquicia de Tennessee. El pívot español aportó 26 puntos, capturó 21 rebotes y, sobre todo, demostró su categoría de estrella e inteligencia en el juego con un tapón monumental a Westbrook que abriría paso a la primera prórroga.

Fue un inicio de vértigo. La actividad defensiva de los Memphis, con continuos robos de balón y asegurando el rebote, incidía directamente en la velocidad que los Grizzlies imprimían en las transiciones de ataque. Los Thunder, aturdidos por este juego alegre y repleto de confianza del rival, eran conscientes de que su problema estaba en defensa, y el tanteador al final del primer cuarto así lo reflejaba. Doce puntos de ventaja para los locales con un Marc Gasol pletórico (28-16).

Si bien la defensa de los Grizzlies tenía parte de culpa del colapso ofensivo de los Thunder, a éstos también les lastró el nulo acierto en el lanzamiento exterior. Ni Westbrook, ni Durant, ni Ibaka. Fue Daequan Cook, con dos triples, el único que presentaba una hoja de tiro acorde al nivel que se le supone a un equipo que lucha por alcanzar cotas mayores. Los aciertos de Cook llegaron cuando los Grizzlies habían alcanzado una ventaja de 18 puntos (37-19) a 8:15 minutos para llegar al descanso.

Fue en esos 8 minutos finales del segundo cuarto cuando se atisbó el carácter y la fortaleza de los de Oklahoma. Fortaleza mental que les activó en defensa y empujó al ataque. Sin llegar a tomar la altura suficiente como para alcanzar a los locales, los Thunder consiguieron dibujar otro escenario de partido al endosar un parcial de 15-30 que dejaba un 53-49 favorable a los de Memphis al alcanzar el medio tiempo. Russell Westbrook destapó su clase y consiguió romper la granítica defensa local, a la vez que Kevin Durant, sin acierto en el tiro exterior, comenzó a sacar faltas que le llevaron a la línea de tiros libres para alimentar su casillero de puntos.

Apareció Westbrook
Los de Oklahoma siguieron avanzando. Sin prisa pero sin pausa cazaron a los Grizzllies (61-61) en menos de cinco minutos del tercer cuarto. Westbrook cambió la marcha de su equipo y Durant forzaba las faltas con las que seguían sumando de uno en uno. Además, Scott Brooks, entrenador de Oklahoma, cerró su defensa con Nick Collison pegado a Zach Randolph durante los minutos de descanso que tuvo en la misión el titular Kendrick Perkins.

Oklahoma se coló por delante con dos canastas de Westbrook (66-
67), pero OJ Mayo desempolvó su muñeca cuando los visitantes había echado el cerrojo a la pintura, una zona que la pareja Gasol-Randolph había profanado en los dos primeros cuartos. Cuando los Thunder comenzaban el despegue (68-71) apareció Marc Gasol. Dos canastas de raza del pívot español cerraron el tercer periodo y los Grizzlies afrontaban los últimos 12 minutos de partido con una mínima ventaja (72-71).

Los locales echaban de menos los puntos de Randolph y, ante el momentáneo bajón anotador de su estrella, los de Oklahoma sacaron provecho para situarse cinco arriba (76-81) a 8:20 minutos para el final. La defensa local también colaboró en este cambio de ventaja, permitiendo las penetraciones a un James Harden que se hartó de repartir asistencias a sus compañeros (80-90, a 5:30). Durant y Westbrook taladraban el aro de unos Grizzlies que necesitaban recuperar el espíritu aguerrido y luchador que han demostrado durante estos playoffs.

Reaccionó el equipo de Lionel Collins y el público del FedExForum se puso en pie para empujar a los suyos con un parcial de 7-0. Una reacción en la que Marc Gasol aportó puntos, rebotes y esos intangibles que no aparecen en las estadisticas. Soberbio. Los Grizzlies recortaban la desventaja a tres puntos (89-92) a poco más de tres minutos del final.

Perkins tuvo dos tiros libres para cerrar el partido. Faltaban 49 segundos y el rocoso pívot de los Thunder falló, dejando la posesión a unos Memphis que tampoco aprovecharon. Los decibelios subieron cuando Marc Gasol colocó un monumental tapón a Westbrook a 15 segundos del final. Era el momento de los valientes y ahí se la jugó Mike Conley que, pese al escaso acierto que había tenido hasta ese momento, acertó con un triple que igualaba a 96. Los Thunder solicitaron tiempo muerto para dibujar en la pizarra la jugada final con 3.5 segundos por jugar. Fallo y a la prórroga. La primera.

Los Thunder tuvieron otra oportunidad de sellar la victoria en este primer tiempo extra. Westbrook, máximo anotador del partido con 40 puntos, sumó dos tiros libres que dejó tres arriba a su equipo (106-109) a 16 segundos del final. Los Grizzlies se habían quedado sin Mayo ni Conley, sus principales artilleros. Pocos creían que Greivis Vasquez fuera el elegido para jugarse el triple; en realidad no lo era y su tiro tampoco fue el mejor ni estética ni en selección, pero acertó y se activó la segunda prórroga. Épico.

Marc Gasol capturó un rebote en ataque a 45 segundos del final del segundo tiempo extra y consiguió otros dos puntos que ponía dos arriba a su equipos (119-117), pero Westbrook se negaba a la caída de sus Thunder e igualaba el choque. Otros cinco minutos.

Y llegó el momento de Kevin Durant. El máximo anotador de la NBA -35 puntos en este partido- se aprovechó del cansancio y el agotamiento de la defensa rival. Suyos fueron los tantos decisivos en esta tercera prórroga donde la llama de los Grizzlies se apagó. Al final, 123-133 para los Thunder que igualan la eliminatoria y regresan a su cancha para la disputa del quinto encuentro de una serie repleta de emoción.

LOS MEJORES

MEMPHIS OKLAHOMA
PUNTOS Randolph 34 Westbrook 40
REBOTES Gasol 21 Durant 13
ASISTENCIAS Mayo-Conley 5 Harden 7

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Memphis Grizzlies

Continúa la conversación: Foro de los Memphis Grizzlies

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Oklahoma City Thunder

Continúa la conversación: Foro de los Oklahoma City Thunder

  Compartir en Facebook
Fecha | 10.05.2011 08:35

Recomendamos