Cargando Cargando...

Miami resuelve en la prórroga

LeBron James, el mejor de los Heat con 35 puntos, lanza con la izquierda ante el francés Noah./Getty Images

MIAMI HEAT 101 – CHICAGO BULLS 93 / Serie: 3-1
Estadística completa

Miami Heat está a una victoria de lograr el título de la conferencia Este y sellar su pase a las Finales tras doblegar en la prórroga, por 101-93, a los Bulls y fijar el 3-1 en una serie al mejor de siete partidos que puede quedar vista para sentencia si los de Florida consiguen ganar el próximo jueves en Chicago.

El recital anotador de LeBron James (35 puntos), la regularidad de Chris Bosh (22 tantos y 6 rebotes) y el impulso de Dwyane Wade en el tiempo extra salvaron un partido exento de brillantez donde ambos equipos lucieron unos paupérrimos porcentajes en el lanzamiento exterior. Derrick Rose, estrella de los Bulls, que acabó con 23 puntos, no tuvo su día: 8 de 27 en tiros de campo, 1/9 en triples y 7 pérdidas de balón.

La filosofía defensiva de los Bulls se mantuvo fiel a las directrices ideadas desde el comienzo de temporada por su entrenador, Tom Thibodeau, nombrado el mejor técnico del año por esa actividad atrás desde la que se construye cada ataque de los de Chicago. Si Bosh había sido el referente ofensivo de Miami en el tercer partido de la final del Este, Thibodeau ordenó al francés Noah no despegarse del ala-pívot de los Heat, que anotó sus primeros puntos al comenzar el segundo cuarto. Atajada la herida, los Bulls tenían que resolver otro escollo. Su ataque estático –casi reducido a la lucidez de 1contra1 de D-Rose- no ofrecía garantías y, por lo tanto, apostaron por defender y correr. Bajo esa fórmula tan sencilla como efectiva, los de Chicago se colocaron con 11 puntos de ventaja (8-19) tras un parcial de 4-19 en 8 minutos de partido.

Los Heat estaban atascados en ataque. Sus porcentajes en el lanzamiento exterior rozaban el esperpento al acabar el primer cuarto: 5/ 18 en tiros de campo (27%). Fue LeBron James el que levantó los números y suyos fueron los seis puntos que bajaban el telón al primer cuarto con 16-19 para los visitantes tras un 8-0 de los de Florida.

Los reservas de ambos equipos le dieron otro aire a ambos equipos. Fueron éstos los que subieron los números, en especial Mario Chalmers en los locales. Dwyane Wade también se incorporó al ataque de los de Eric Spoelstra y Miami consiguió fijar nueve puntos de renta (37-28), a seis minutos para alcanzar el descanso. Los Bulls recuperaron su identidad defensiva y Rose –después de un nefasto inicio- demostró su condición de ‘MVP’ con un par de mates más tiros adicionales que, como es habitual, impulsaban a su equipo, logrando invertir el marcador y llegar al final del segundo cuarto con dos puntos de ventaja (44-46).

Frío y sin chispa fue el inicio de los Heat en el tercer cuarto. Todo lo contrario a unos Bulls que tomaron como referencia en ataque a Luol Deng. El alero sudanés estaba tan acertado que no dudaba en ofrecerse en los ataques espesos de su equipo y resolver desde posiciones exteriores. Fue así como un 9-0 de parcial le daba a Chicago nueve puntos de renta (48-57) a 7:30 para el final del tercer cuarto.

Llegaba la hora de disfrutar del show de LeBron James. Su protagonismo fue intermitente. La luz verde de su actuación lució al final del tercer cuarto. La estrella de los Heat anotó seis puntos consecutivos que acercaba a su equipo (63-65), pero ‘MVP’ Rose rompió su horrorosa serie de 0/5 en triple al acertar al sexto cuando se agotaba el tercer cuarto. Los Bulls iniciaban los 12 minutos finales con +5 (63-68).

Miller, el revulsivo
Los galones del ataque de Miami durante el último cuarto se los plantó en el pecho Mike Miller. Su recital de canastas, bien desde fuera o con penetraciones efectivas, sacó de apuros a su equipo. El marcador lucía un empate a 80 a tres minutos del final. Un escenario de igualdad que no se había dado en los tres partidos precedentes.

Chris Bosh fintaba el tiro, daba un bote y lucía su zurda para anotar dos puntos con los que Miami volvía a mandar (85-84) a 1:14 del final. Thibodeau pedía tiempo muerto y en la siguiente jugada D-Rose forzaba la falta en un 1 contra el mundo. El MVP fallaba el prmiero y anotaba el segundo tiro libre. Empate a 85 y 60 segundos. Rose se la volvía a jugar ante la defensa de LeBron y erraba. Posesión para los Heat con 23.4 segundos. Y el balón llegó a LeBron que dudó y cometió falta en ataque. Ocho segundos. Momento de las pizarras. Los Bulls tenían un plan, pero tampoco hubieran necesitado esa pizarra porque se la jugó Rose –quien si no- contra LeBron y tampoco acertó. Mal partido, nefastos porcentajes y carrusel de fallos que dieron paso a la prórroga.

Y el juego continuó siendo tan gris, tan alejado de lo que se espera de una final de conferencia que los dos primeros puntos del tiempo extra se los apuntó Chris Bosh desde la línea de tiros libres cuando ya se había jugado 1:37. Bosh, el más lúcido en este desierto, reclamó el balón y anotó otra canasta que adelantaba a los Heat a 3 minutos del final (89-85). Apareció Wade y se asomó LeBron. Los locales recuperaban el mando: 89-93, a 1:36.

Y estos segundos finales dos acciones de Dwyane Wade fueron cruciales. Primero con una canasta marca de la casa y la siguiente con un tapón monumental a Rose. Sin brillar pero con un explosivo final en los cinco minutos de la prórroga, los Heat consiguen una victoria por 101-93 que les acerca a su objetivo.

LOS MEJORES

  MIAMI CHICAGO
PUNTOS James 35 Rose 23
REBOTES Haslem-Miller 9 Noah 14
ASISTENCIAS James 6 Rose-Noah 6

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Chicago Bulls

Continúa la conversación: Foro de los Chicago Bulls

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Miami Heat

Continúa la conversación: Foro de los Miami Heat

  Compartir en Facebook
Fecha | 25.05.2011 06:10

Recomendamos