Cargando Cargando...

Michael Carter-Williams rompe los moldes

Derrick Rose defiende a Michael Carter-Williams./ Getty Images

Michael Carter-Williams está pidiendo a gritos su lugar en la Liga. Parece que ya ha encontrado su hueco entre los más jóvenes y ya tiene la ambición de despuntar en su primera campaña en la NBA. Antes de empezar la regular season, en la pretemporada de su equipo por Europa ya afirmó que quería luchar por el premio de Rookie del Año, y el base ha corroborado en su primera semana en la NBA lo que dijo.

Aún me estoy aficionando a la NCAA, pero en los pocos partidos que vi la temporada pasada ya me gustó bastante en su año sophomore en Syracuse. En la Final Four dejó buenas sensaciones y se postuló como uno de los jugadores con mayor potencial NBA a medio plazo. Por ello le seleccionaron Philadelphia 76ers en el puesto #10 del Draft de 2013, pensando en un año ‘sabático’ para el equipo de Brett Brown que le vendría bien al de Massachusetts para aclimatarse a la liga. Físicamente es un prodigio para la posición que ocupa en la pista. Su altura (1.98) no le impide poseer una velocidad y una coordinación envidiable para muchos bases más bajos. Además, todo el mundo destaca la longitud de sus brazos, que parece que no terminen nunca. Además en el aspecto técnico ha mejorado el tiro de tres puntos, que era una de las facetas en las que flojeaba, hasta llevar el porcentaje a un 50% en 12 intentos. sumando todo esto no queda más que admitir que tiene el permiso para soñar con cotas muy altas.

Había gente que le comparaba con Magic Johnson por su físico previamente al inicio de temporada , y tras la locura creada en su debut hasta el propio Magic ha querido dedicarle unas palabras en su primer partido en la NBA: “Acabo de ver al tipo que será Rookie del Año, Michael Carter Williams de Philadelphia 76ers”. El mejor bautizo posible para un base de sus características físicas y técnicas es que el que posiblemente fuera el mejor jugador universal de la historia y con virtudes similares a las tuyas te lance ese piropo. Su carta de presentación en la NBA: 22 puntos, 12 asistencias, 7 rebotes,  9 robos y dos tiros libres anotados con 112-110 y menos de 10 segundos en el electrónico para ganar el partido ante nada más y nada menos que el campeón de la NBA, los Miami Heat. Poco más que añadir.

Michael Carter-Williams./ Getty Images

Tras este partido, bajó ligeramente sus prestaciones en la ‘sorprendente’ segunda victoria de los Sixers ante los Washington Wizards, pero se mantuvo entre los hombres destacados del equipo tanker por excelencia para esta temporada con 14 puntos y 5 asistencias. De nuevo, en con un rival de entidad como es Chicago Bulls en frente y con Derrick Rose defendiéndole, enseñó al mundo de lo que es capaz: 26 puntos, 10 asistencias y 4 rebotes. “Habemus base”, dijo la gente de Philadelphia

El tiro, a los Sixers, les ha salido por la culata, pero positivamente. Se han encontrado en las dos primeras jornadas con un hombre que está opositando para ser Rookie of the Year y un equipo que ya se ha apuntado tres victorias en su casillero. Quizá sea demasiado pronto y todo haya sido una locura temporal como la que existió con Jeremy Lin en su día, pero si los Sixers querían perder partidos para tener una buena elección de Draften 2014, se han equivocado con Mike.

@AHuerta7

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Philadelphia 76ers

Continúa la conversación: Foro de los Philadelphia 76ers

  Compartir en Facebook
Fecha | 05.11.2013 07:17

Recomendamos