Cargando Cargando...

Moore se corona en casa de Taurasi

Ros Casares Valencia, campeón de Europa 2012./ FIBA Europe

El Ciudad Ros Casares Valencia se ha coronado como el mejor equipo de Europa tras imponerse en la final de la Euroliga Femenina al Rivas Ecópolis. Hace unos meses escribía sobre este torneo con una imagen en la cabeza: el duelo entre las dos jugadoras que dominan a día de hoy el basket femenino, Maya Moore y Diana Taurasi. Todo estaba planteado para que así fuera y sus caminos se cruzaran en la final de Estambul. Pero el factor humano, la suerte quizás, el azar…hizo que un equipo con el nadie contaba a principios de temporada para el título se colara primero, por méritos propios, en esta F8 y luego fuera capaz de meterse en la final doblegando a titanes como Galatasaray o Fenerbahce. No es otro que Rivas Ecópolis. El equipo dirigido por Miguel Méndez nos ha hecho recapacitar sobre el poder del compromiso y el trabajo por encima de los talonarios o los grandes proyectos deportivos que tienen un gran apoyo económico detrás. La `Cenicienta´ de esta Final Eight ha enamorado a todos los aficionados del baloncesto femenino, con el premio añadido de tener a la MVP del torneo en sus filas, Asjha Jones. La americana de Nueva Jersey que milita en las Connecticut Sun de la WNBA ha firmado unos números estratosféricos, eclipsando a otras estrellas que estaban llamadas a pelearse por este galardón. Sue Bird, Simone Augustus, Mc Coughtry, Penny Taylor

Meritorio papel el del baloncesto español una temporada más en Europa que, recogiendo el testigo de Perfumerías Avenida del año pasado, se corona nuevamente como dominante a nivel continental. Por ello se ha de valorar el trabajo hecho por ambas directivas. Una es la apuesta decidida por armar un gran equipo como Ros, con un dueño que no ha dudado en dotar a Carme Lluveras, su General Manager, de algunas de las mejores jugadoras del planeta. Objetivo conseguido en la capital del Turia. El ejemplo, aunque a otros niveles, debería servir para animar una Liga Femenina española demasiado desigual en cuanto a nivel de los equipos. Y por otro lado está la apuesta de futuro de Rivas Ecópolis, una ciudad volcada con el baloncesto femenino que forma en su cantera a decenas de niñas que en un futuro no muy lejano estarán al más alto nivel en nuestro país. Estilos opuestos pero igualmente válidos.

De aquí en adelante, y hasta que no empieza la temporada en la WNBA, viviremos de nuevo el duelo Ros-Rivas en las semifinales de la Liga Femenina. Tras ella comenzará una loca competición en Estados Unidos, que este año tendrá a los Juegos Olímpicos justo en medio de la temporada. De nuevo lío de calendarios entre competiciones que deberían ser compatibles pero que sus dirigentes cada año se esmeran en enmarañar más para sufrimiento del aficionado. Pero esto será harina de otro costal. Esta noche, al menos, solo toca saborear este éxito del baloncesto femenino español a ritmo de mascletà a orillas del Bósforo.

  Compartir en Facebook
Fecha | 01.04.2012 21:58

Recomendamos