Cargando Cargando...

La generación de 2014, una hornada sin cuajar

Jugadores seleccionados en el Draft de 2014-/ Getty Images

La generación del Draft de 2014, no ha sido buena. Es cada vez más difícil que un draft tenga nivel, ya que la adaptación de NCAA a NBA es costosa. Puede que la liga universitaria esté propiciando esto, buscando que los jugadores permanezcan formándose más años antes de dar el salto. También la lesión de Jabari Parker, número 2 del draft, que empezó bien el curso, ha impedido el duelo de estrellas luchando por el Rookie of the Year. O simplemente, puede que el nivel de los jugadores era bajo.

Antes de empezar, aclarar que saco del grupo al mencionado Parker, por perderse casi toda la temporada, y también a Nerlens Noel, que, aunque es considerado rookie por no jugar todo el curso pasado, pertenece a la generación de 2013. Por supuesto, también excluyo a Joel Embiid, al que aún no hemos visto por lesión, así como a Julius Randle.

El único que ha cumplido las expectativas ha sido Andrew Wiggins, que parece se llevará el premio a mejor novato, y que nos ha mostrado que va a ser una estrella de la Liga próximamente. A buen nivel han rendido también Nikola Mirotic y Bojan Bogdanovic, sobre todo el jugador con pasaporte español en la segunda mitad de temporada, siendo unos rookies diferentes porque llevaban años triunfando en Europa. No sé que habría pasado si Mirotic hubiese tenido minutos todo el año, y si Wiggins no hubiese siso traspasado a Minnesota Timberwolves. Quizás el galardón cambiase de dueño.

Espectacular la primera temporada de Zach LaVine, campeón del concurso de mates del All-Star, y con actuaciones impresionantes con los Wolves. Genial campaña de Elfrid Payton, que será un buen base en el futuro con muchos ‘triples-dobles’. También el neozelandés Jordan Clarkson, la única esperanza de Los Angeles Lakers en el último tramo de competición. A destacar el comienzo de temporada de Jusuf Nurkic, el final de campaña de Rodney Hood en Utah Jazz, y una lástima que con el traspaso a Houston Rockets le hayan cortado la progresión a KJ McDaniels.

En tierra de nadie se han quedado Dante Exum, Marcus Smart, Adreian Payne, Gary Harris, y Mitch McGary, que sólo han mostrado pinceladas de su talento. Curioso que el mejor jugador de la NCAA en 2014, Doug McDermott, y el mejor jugador de la Final Four 2014, Shabazz Napier, no hayan demostrado nada.

Mala temporada para Aaron Gordon, Nick Stauskas, Noah Vonleh, Kyle Anderson, Cleanthony Early y Tyler Ennis, que decantan la balanza para determinar, que la generación de 2014, ha sido mala, y pocos llegarán a ser All -Star en un futuro.

@basketdesdezgz

  Compartir en Facebook
Fecha | 24.04.2015 22:38

Recomendamos