Cargando Cargando...

No le invitan a su fiesta

Anthony Davis./ Getty Images

Cada mes de febrero, todos los años desde que tengo memoria, hay un evento que organiza la NBA para presumir de lo grande que es la Liga, donde acuden los mejores jugadores hasta ese momento de la temporada. Siempre hay nombres que van a estar ahí hagan lo que hagan, mientras tanto hay otros que, por mucho que trabajen, ayuden a su equipo, mejoren y den espectáculo, se acaban quedando fuera de este partido. Año tras año, injusticia tras injusticia. Siempre hay jugadores que no disputan el All-Star Game por A o por B, aunque se lo merezcan y vayan a disfrutarlo y disputarlo con más ganas e intensidad que otros. Este año no ha sido diferente.

A todos se nos pasan varios nombres por la cabeza cuando queremos hablar de los ausentes para el Partido de las Estrellas, pero creo que no hay duda alguna que uno de los damnificados por esta elección de los entrenadores es Lance Stephenson. El escolta de Indiana Pacers ha mejorado sus prestaciones esta temporada y lo más importante es que es un ‘espectacularizador’ del juego. ‘Born Ready’ tiene todo lo necesario para convertirse en All-Star, pero no va a recibir el premio salvo cambio de última hora.

Otro de los que creo que deberían estar en este encuentro es Goran Dragic, con el que tampoco hay dudas al afirmar que su campaña, tanto de forma individual como colectiva, está saliéndose de lo normal para rozar lo ‘extramundano’. Por otro lado están Anthony Davis y Kemba Walker, dos jugadores muy jóvenes, que están creciendo a pasos agigantados. El primero más que el segundo por el simple hecho de las expectativas que se tenían sobre él. Sin embargo, el base también tiene lo suyo, ya que liderar a Charlotte Bobcats y conseguir que esté en playoff es más que difícil de lograr. Sus promedios son tremendos y, como Stephenson, tiene el arte de venir de la calle. Ambos se han ganado por méritos propios este reconocimiento, pero hasta el momento nadie ha hecho nada por proponerlos para este encuentro.

Seguro que hay más jugadores que se merecen participar este encuentro con los mejores jugadores de la liga, y no hay que despreciar a ninguno de los que están, pero queda muy feo que los anfitriones de este espectáculo no sean invitados ni a su propia fiesta.

@AHuerta7

  Compartir en Facebook
Fecha | 04.02.2014 08:03

Recomendamos