Cargando Cargando...

Bryant: Obsesión por la victoria

Kobe Bryant (Los Angeles Lakers)./ Getty Images

Todos tenemos modelos a los que imitar. Procuramos ser como ellos, andar como ellos, hablar como ellos, superar sus logros, etc. Seguir sus pasos. Michael Jordan es un modelo para muchos jugadores; pese a la gran cantidad de seguidores, sólo hay uno que se le puede llegar a acercar (de lejos) porque ha convertido su modelo en una obsesión: Kobe Bryant.

Desde que llegó a la NBA, se le puso el cartel de “heredero de MJ”. Todo eran comparaciones con el mejor jugador de todos los tiempos. Una manera difícil de intentar ser uno mismo. Y Kobe lo sufrió mucho. Pero lejos de hundirse por este hecho, Bryant decidió darle la vuelta: intentaría superar sus logros para poder aguantar un asalto, por lo menos, esa comparación.

Sus primeros años en la liga tuvieron momentos gloriosos como aquel concurso de mates que ganó (como MJ) o sus actuaciones en el Madison. Siempre ha visitado la Gran Manzana, Kobe Bryant ha dejado su tarjeta de visita (como MJ). Su primer All Star, con Jordan como cicerone, sirvió para darse cuenta de cómo debía ser para parecerse al mejor.

La obsesión se ha convertido en un vehículo motivacional que le ha traído más luces que sombras. Ha ganado anillos como MJ. Unos como escudero/primer espada y otros como líder absoluto y alma de un equipo (como MJ). Él sabe que como Jordan nunca será pero transformarse en aquel que haga las cosas más parecidas a él, sí. Lo más similar en juego y títulos a Jordan. Y se acerca. Su fade away es casi tan eficaz como el de Jordan. Su mentalidad ganadora y de trabajo es casi como la de Jordan. Su hambre es casi como el de Jordan; es un casi Jordan que ha firmado gestas gloriosas y momentos inolvidables.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=4FpzQiERt8I’]

Sin embargo, las obsesiones siempre tienen sus puntos negativos. Al querer ser como Jordan, hay momentos en los que el colectivo desaparece para que sólo exista el individuo. Kobe se olvida que Jordan movía al equipo. Kobe hay veces que olvida ser un grandísimo jugador como es y se transforma en un obsesivo por la perfección. Y ese ansía no puede ser el motor que te empuje a querer subir al ring de la comparación con MJ. Una obsesión bien entendida puede llevarte al Olimpo pero mal entendida… Afortunadamente, eso sucede pocas veces. Cuando Kobe utiliza esa obsesión de manera positiva, tenemos ante nosotros al mejor jugador de baloncesto de los últimos diez años. Así de crudo y de claro.

Repasa la carrera de Kobe Bryant con las mejores imágenes

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Los Angeles Lakers

Continúa la conversación: Foro de los Los Angeles Lakers

  Compartir en Facebook
Autor | Inaki-Cano
Fecha | 18.07.2011 21:17

Recomendamos