Cargando Cargando...

Ortodoxia vs Showtime

Nowizki ante el Bir Three de los Heat./Getty

Dallas y Miami representan dos estilos opuestos, dos maneras diferentes de entender el baloncesto y la vida. En los Heat predomina la transición rápida de defensa-ataque, la anarquía, el individualismo y las acciones espectaculares ‘made in USA’. En los Mavericks, por contra, se prioriza el juego en equipo, la circulación de balón con jugadas elaboradas de ataque y la defensa con constantes ayudas. El estilo te lo dan los jugadores y las estrellas de uno y otro equipo son bien diferentes.

Dwyane Wade y Lebron James son dos fuerzas imparables de la naturaleza, pueden volar y quedarse suspendidos en el aire durante varios segundos, en el uno contra uno son indefendibles y ambos disponen de una buena muñeca para ejecutar triples inverosímiles, en especial Wade. Los dos encarnan el puro espectáculo americano, showtime 100% con mates que desafían las leyes de la gravedad. Con la explosividad de sus jugadas ‘imposible in nothing’. En la otra vertiente tenemos a Dirk Nowitzki, ortodoxia europea encumbrada a los altares del baloncesto mundial. Cuando el alemán se eleva (apenas lo hace a un palmo del suelo) es para meterla y en los momentos cruciales no falla. La creación de espacios que se genera a partir de su excelente técnica, con fintas de tiro y fintas de salida, es para enmarcar, un clínic constante de movimientos. Su muñeca no es buena, es exquisita, y aunque le puedan puntear el tiro, siempre hace diana.

Dallas juega para Dirk y Miami para Lebron o Wade, la forma y el ritmo de juego de cada equipo son bien diferentes pero el resultado ha sido el mismo: alcanzar las finales de la NBA. Para ganar el anillo, Spoelstra, entrenador de los Heat, tendrá que mentalizar a sus chicos en tener la cabeza fría en los momentos más importantes mientras que Carlisle, entrenador de los Mavs, tendrá que apretar las clavijas de sus pupilos para mantener el nivel adecuado cuando el gran Dirk no esté en pista o tenga minutos poco inspirados (poco provable). Quien domine el tempo del partido se llevará la serie, los Heat buscan la rapidez endiablada y los Mavs un ritmo más pausado con más elaboración en sus jugadas.

El anillo está en juego, pero también lo está el estilo.

@jordicj

  Compartir en Facebook
Fecha | 06.06.2011 16:35

Recomendamos