Cargando Cargando...

Por fin, justicia

LaMarcus Aldridge./ Getty Images

A sus 26 años y medio llega la oportunidad a LaMarcus Aldridge de estar presente en el All-Star. El ala-pívot de Portland fue elegido por los entrenadores como suplente para el partido de las estrellas en la Conferencia Oeste. ¡Ya era hora!

Un jugador que está promediando 23.3 puntos, 8.5 rebotes y 2.8 asistencias por partido. Un jugador que ha sido capaz de anotar 33 puntos y capturar 23 rebotes en un mismo partido. Un jugador imprescindible para los Blazers, y no sólo este año, Aldridge es, y ha sido, con permiso del retirado Brandon Roy, el corazón de Portland.

El background de Aldridge no tiene ningún tachón. Ya era una estrella en el instituto de Seagoville, pero a pesar de ello fue a la universidad. En Texas estuvo sólo dos años, la NBA llamaba con fuerza a su puerta, y Aldridge no dejó pasar la oportunidad. Fue seleccionado por Chicago Bulls en 2006 en la segunda posición del Draft, detrás del italiano Andrea Bargnani, pero esa misma noche fue cambiado por Tyrus Thomas y Viktor Khryapa a Portland Trail Blazers.

Empezó con mal pie su carrera como profesional, ya que una lesión le apartó de las canchas los primeros siete partidos. Pero a partir de ahí, su carrera ha sido imparable. En sus primeros partidos ya dominaba las pinturas a pesar de su juventud, se le veían maneras al poste y poco a poco fue mejorando su lanzamiento exterior y su juego de cara al aro. La lesión de Joel Przybilla también ayudó, pasó a jugar más, y mejoró increíblemente sus estadísticas.

LaMarcus Aldridge./ Getty Images

Obviamente fue al partido de rookies, sin discusión. Una temporada mágica que terminó de forma aparatosa, ya que se le diagnosticó un problema de corazón conocido como el síndrome Wolff-Parkinson-White. Este síndrome puede hacer acelerar el corazón más de la cuenta, y puede llegar a provocar taquicardias. Imagínese en un deportista de élite lo que puede afectar. Aldridge pasó por el quirófano para arreglar este problema antes del inicio de esta temporada.

Un jugador espectacular e imprescindible que ha mejorado con los años sus estadísticas, su juego, y su liderazgo en el equipo. LaMarcus estuvo a punto de entrar en el All-Star 2011, pero con Tim Duncan, Pau Gasol y un Kevin Love imparable en la pintura, desapareció su primera presencia en la gran fiesta de las estrellas. Este año, siendo aún mejor, no había duda. LaMarcus Aldridge tenía que estar en el All-Star, y así ha sido. Por fin, justicia.

@EusebiSC

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Portland Trail Blazers

Continúa la conversación: Foro de los Portland Trail Blazers

  Compartir en Facebook
Fecha | 10.02.2012 19:06

Recomendamos