Cargando Cargando...

Ray Allen: El arte de anotar

Ray Allen./Getty

Amor por el juego. Sacrificio. Confianza. Ambición. Trabajo. Búsqueda de la ejecución perfecta. Y, sobre todo, “swish“. Mucho “swish”, siempre “swish”. Ray Allen defiende y representa todo esto desde 1996. Un grande. Ver una secuencia a cámara lenta de él cuando coge la pelota, salta y tira es puro arte. Una mecánica perfecta con un sonido final: “swish”. Ray Allen es eso. Un individuo que ha transformado un movimiento habitual hecho por los jugadores en una obra de arte. “Swish

Un talento innato que se ha esculpido a base de sacrificio, trabajo y mucho amor por el juego. Ray Allen es uno de esos jugadores que diremos a nuestros nietos que pudimos ver. Un tipo que nos ha dejado con la boca abierta por su manera de ejecutar el baloncesto, por su forma de interpretar el tiro. Un hombre que ha dejado su sello en tres equipos a lo largo de su carrera (Bucks, Supersonics y Celtics). Que hayas vestido tres uniformes distintos y que con los tres hayas obtenido respeto y reconocimiento es una cima casi inalcanzable.

Haciendo una comparación automovilística, Ray Allen es como un Audi. A lo mejor no le gusta a todo el mundo pero sabes que te asegura precisión, velocidad, seguridad y mucha calidad. Hay a gente que le gusta más un Seat León o un Mini pero el Audi siempre está ahí. Pues Ray Allen siempre está ahí. “Swish”

Uno no se convierte en el máximo triplista de la historia de la mejor liga de baloncesto del mundo con sólo el talento. Ray Allen lo ha trabajado con obsesión y constancia. Para entenderlo mejor, un ejemplo: Finales 2010. Segundo asalto. Staples Center. Cuatro horas antes del partido. Ray Allen lanza sin parar triples. Su actuación en los playoffs no ha sido deslumbrante como otras veces. Finaliza el encuentro y ha batido el récord de triples anotados. Ha metido ocho. “Swish”.

Corre, dos bloqueos para él. Pelota a la cara. Tiro en suspensión. “Swish” . Una secuencia que hemos visto miles de veces. Corre con el balón. Se frena en seco. Tiro en suspensión. “Swish”. Otro más. También lo hemos visto miles de veces. Por haberlo disfrutado mucho no quiere decir que sea sencillo. Lo extraordinario de ello es poder mostrar facilidad en algo que es complejo. Hacer que lo difícil parezca fácil. Ray Allen es eso en el arte de anotar.

Ha sido All Star. Campeón de la NBA. Sensación universitaria. Jugador comprometido. Protagonista de la mejor película sobre baloncesto de todos los tiempos. Todos los aleros quieren ser como él. Es un modelo dentro y fuera de la canasta. Pero, sobre todo, es “Swish“.

Accede desde aquí a las mejores fotos de Ray Allen.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=rEtCFLmxd4o’]

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Boston Celtics

Continúa la conversación: Foro de los Boston Celtics

  Compartir en Facebook
Autor | Inaki-Cano
Fecha | 12.08.2011 10:43

Recomendamos