Cargando Cargando...

Ricky Rubio y la veteranía de un rookie

Ricky Rubio./ Getty Images

Hoy me he levantado y como todos los días he repasado cómo ha ido la noche en la NBA. Me he ido a trabajar y he pensado “de hoy no pasa, tengo que escribir algo”. Después de todo el día dándole vueltas a la cabeza, pensando un tema de actualidad, emocionante, a la par que fresco e innovador, me he plantado delante del ordenador y he decidido hablar de Ricky Rubio… original, ¿verdad?

Los estadounidenses, que son muy suyos y a menudo ignoran que exista vida mas allá de sus fronteras, andan como locos con este niño de 21 años que cada vez que juega parece una versión mejorada de Jason Williams. Lo que ignora la mayoría del público de EE.UU. es que su éxito, repentino e imprevisible allí, es algo que se venía venir aquí.

Sin querer pecar de oportunista, hay algo que los enfermos del baloncesto, que vemos, escuchamos y leemos reportajes que la mayoría pasan de largo, venimos comprobando. Desde que en octubre de 2005 debutara con 14 años (no es una errata) en la ACB, Ricky ha sido una figura que han ido amoldando, preparando y mentalizando minuciosamente justo para cuando llegasen estos días. Toda su vida, todo su entorno familiar, todo su mundo ha girado en torno al momento en que Ricky jugase en la NBA.

Hablamos de entrenamientos extras con un preparador personal cuando sus amigos salen a jugar a la calle, estudiar a deshoras cuando sus compañeros de clase están viendo la tele antes de dormir, Campus de verano en Estado Unidos para que le viesen entrenadores y ojeadores, mientras los demás niños van a la playa… Hablamos de aprender a utilizar y familiarizarse con el idioma, cultura y manera de vivir americana. A nivel profesional, cuando Ricky aterriza en Minnesota ya sabe lo que es ganar Liga, Copa, Supercopa, Copa ULEB, Euroliga… además de ganar una medalla de Plata Olímpica y ser Campeón de Europa dos veces con la Selección Española.

Ricky Rubio./ Getty ImagesA sus 21 años, el de El Masnou tiene un currículum inagotable, superior al de grandísimos jugadores que han marcado época en Europa, y goza de muchísima mas experiencia que cualquier otro rookie americano, cuya mayor experiencia se limita unicamente, y dicho con todos los respetos, a tres o cuatro años jugando en la NCAA. Para Ricky, competir entre profesionales es el pan de cada dia desde que era un crío.

Su estilo de vida y su experiencia, unidas a un talento natural y un cerebro especialmente dotado para la práctica del baloncesto, hacen de Ricky Rubio una especie de Benjamin Button con piernas de niño y cerebro de veterano. Un gran jugador que vive su primer año NBA, pero para nada un “novato”.

@DiegoCL11

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Minnesota Timberwolves

Continúa la conversación: Foro de los Minnesota Timberwolves

  Compartir en Facebook
Fecha | 10.02.2012 20:47

Recomendamos