Cargando Cargando...

Russell Westbrook: Homenaje al caos

Russell Westbrook./ Getty Images

Me permito escribir estas líneas como reconocimiento a un jugador que, dejando todo sobre la pista por un equipo mermado por las bajas, ha hecho de sí un hombre tan criticado como venerado por unos y otros. Que ha asombrado a amantes y detractores de su juego. Año tras año ha ido construyendo su reputación a base de efectividad numérica pese a sus dudosas decisiones, pero este año, cuando más solo se ha sentido, ha sacado la furia de lo más hondo de su ser para poner la locura a un juego de equipo tan plano como el encefalograma de un difunto.

Russell Westbrook es al baloncesto lo que una montaña rusa es a un parque de atracciones para niños. Un prototipo de jugador nunca visto hasta ahora por su potencia física. LeBron James o Dwight Howard tienen la altura y la fuerza, pero no la versatilidad y la velocidad del #0 de Oklahoma City Thunder. Es lo nunca visto. Y por ser nuevo le llueven críticas no siempre merecidas, pero en ocasiones buscadas por su sed de victoria. A Westbrook nunca le importará haber fallado 30 tiros si su equipo acaba ganando, de la misma manera que tampoco se alegrará por una buena noche individual si su equipo acaba perdiendo. Ya lo demostró en el último partido de regular season: “(El título de máximo anotador) no importa. Estoy en casa. Viendo a otros equipos jugar”. No le vale el título de máximo anotador de la temporada si le conduce a la victoria.

Resultadista pero consciente de ello, ha dado un paso más esta temporada. Sin Kevin Durant ni Serge Ibaka durante buena parte del curso ha sido el comandante de un barco a la deriva en el mando. Y le ha valido el reconocimiento a mejor jugador del mes en la feroz conferencia oeste durante tres meses consecutivos, que se dice pronto viendo a Stephen Curry y James Harden pelear por el anillo. Es un líder nuevo. Que no necesita a Kevin Durant como guía pero sí de él a su lado para alcanzar la cúspide del baloncesto. Westbrook podrá hacer que todo falle, pero cuando falla lo acaba solucionando de una manera u otra.

Un talento desordenado combinado con un físico desorbitado. Una mezcla sin serenidad pero con avaricia de baloncesto. Así es el mejor Russell Westbrook de siempre. Y que no cambie.

@AHuerta7

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Oklahoma City Thunder

Continúa la conversación: Foro de los Oklahoma City Thunder

  Compartir en Facebook
Fecha | 30.04.2015 06:35

Recomendamos