Cargando Cargando...

Spaghetti Basket II: Por un puñado de dólares

Pau Gasol./ Getty Images

Ya sabemos lo que le van a costar a Pau Gasol esas dos primeras semanas canceladas de la temporada 2011-12 de la NBA: algo más de millón y medio de dólares. Más hubiera perdido Kobe Bryant, algo más de dos millones. Lo que pasa es que parece que lo va a recuperar sólo con el bolo que va a jugar, nunca mejor dicho, en Bolonia. Que en eso parece que se va a quedar aquel proyecto de fichaje “por obra” por la Virtus, casi hecho que se daba hace dos semanas.

No está mal, la verdad, ganar lo mismo por un amistoso que por seis o siete partidos de competición. Como tampoco hubieran estado mal los tres millones de euros por diez partidos que se barajaron. Esto es oferta y demanda, y ser el mejor jugador del mundo tiene esos privilegios. Le pagan, él acepta. Luego puede marcarse otro amistoso en Rusia, otro en Turquía, otro en alguna de esas repúblicas petrolíferas del Este. Donde haya pasta. ¿Y en Grecia? Sería fuerte ¿no? Y… ¿en España? Bueno, tampoco es que pagarlo en Italia resulte en estos momentos muy presentable.

Dwight Howard #12 y LeBron James #23./ Getty ImagesKobe quizás es el único que podría, si es listo –y veo que lo es-, sortear una temporada entera de lock out sin perjuicio económico. Ni Lebron James ni Dwight Howard ni… en fin, los siguientes en el escalafón de estrellas, tienen el mismo poder de convocatoria, de atracción de dinero y de sponsors. Les podrán contratar en cualquiera de las infinitas modalidades que cabrían en este Spaghetti Basket, pero no creo que por cantidades que lleguen a sumar lo que ganan en un año.

Y Pau, claro, asume que a este paso va a perder dinero. Como mucho podría limitar pérdidas. Otra cosa es que en su ánimo –y en el de otros muchos profesionales, principalmente europeos- esté jugar como sea para mantenerse activo y llegar a los JJ OO de Londres en la mejor forma posible. Que no sé exactamente cuánto les importa eso ahora a los americanos. Y luego están los que –léase Marc– hasta pueden salir ganando este año si terminan firmando por un buen equipo europeo.

Pero los que perdiendo mucho menos van a perderlo todo y desde luego no van a recuperar nada de nada son -a ver, Un dos tres responda otra vez: el de la tienda oficial de cualquier equipo de Este a Oeste; el taquillero; el del puesto de perritos calientes; el que limpia las instalaciones; el utillero, como se llame allí; el de la casa de apuestas; el que vende golosinas… En fin, tantas respuestas acertadas, a un puñado de dólares cada una, calculen…

Parece que la próxima semana llega Manco, perdón, el mediador federal enviado por Obama, a sentarse con los Rojo y con los Baxter, perdón, con la patronal y con los jugadores. Vamos a ver si resuelven y en qué queda esto. Visto lo visto, y a las alturas que andamos, parece que todos empiezan a darse cuenta de que no va a ser tan fácil vivir un año sin NBA. Para los aficionados, insufrible; para los que ponen el circo y para las fieras y los domadores, ruinoso; para los que levantan la carpa por un puñado de dólares, inviable.

  Compartir en Facebook
Fecha | 15.10.2011 17:07

Recomendamos