Cargando Cargando...

Superhéroe Bryant

Kobe Bryant./ Getty

Desde hace una semana Jim Carrey ha dejado de ser el hombre de la máscara más conocido en los Estados Unidos. Desde que le partieron la nariz en el All Star, Kobe Bryant decidió “robarle” la máscara al actor y desplazarle en el protagonismo.

No debe ser fácil jugar con una mascara en la cara. Por muy ergonómica que parezca, por muy avanzado que sea su diseño y de ultima generación el material con el que la fabriquen (policarbonato es el más usual) estar una hora y media con eso en la cara debe causar una sensación semejante a ponerte una pinza en la nariz. Pero a Kobe parecian habersele acabado los retos y ha encontrado otro: jugar también contra si mismo.

Con máscara Kobe ha promediado una media rondando los 30 puntos por partido, (esta madrugada contra Detroit con 22 ha podido ser la excepción que confirme la regla). “Da mucho calor, es como jugar con una sauna en mi cara” ha dicho el 24 de los Lakers. Si realmente es asi, que no lo dudo, a Kobe le gustaria Finlandia. Viendo su rendimiento con la máscara-ardiente estaría como pez en el agua en el pais de las saunas.

Saunas aparte, Bryant parece querer demostrar que cualquier límite para él es poco. Contra los Heat firmó un primer cuarto con 18 puntos con un acierto y unas ganas dignas de un Jordan en buena forma. Sus promedios han mejorado con la llegada de la máscara para ponerle en una media superior a 30 puntos por partido y no extrañaria que hiciera como Richard Hamilton quien, tras fractuarse dos veces la nariz en la temporada 2003-2004, decidió hacer de la mascara un elemento más de su vestuario porque le traia suerte (sus puntos por partido subieron los dos años siguientes con mascara en la cara incluida en todas sus actuaciones).

Asi que con Bryant no vale ya ni buena defensa, ni partir narices. La mascara le ha dado un plus anotador digno de un superheroe invulnerable. Viendo la lucidez mental y el acierto que proporciona Kobe podria prestarle la “máscara mágica” a Mitch Kupchak. Quizas con ella puesta el general manager de los Lakers recobraría la lucidez suficiente para dejar de cuestionar a Pau Gasol (20 puntos, 10 rebotes, 6 asistencias y 4 tapones contra Pistons) y aparcar los rumores de traspaso para otro año. Acabaría siendo asi una máscara buena para Kobe, para Pau y para los Lakers en general.

@PacojoSER

  Compartir en Facebook
Fecha | 07.03.2012 16:21

Recomendamos