Cargando Cargando...

Iñaki Cano: ‘The end is here’

Serge Ibaka impone su fuerza bajo los aros./ ACB PHOTO - Esther Casas

Se acaba. La experiencia de los “oversea” tenía fecha de caducidad sin concretar hasta el pasado sábado. Ahora ya saben cuándo y dónde deben volver. Y sabiendo que su vida en la Liga Endesa va a “morir”, algunos de ellos se han querido despedir con una actuación notable o, en algún caso, sobresaliente.

Lo de Serge Ibaka lo dejaremos para el final porque fue un auténtico espectáculo. Y Rudy Fernández pudo haberse despedido de blanco en Euroliga. Eyenga no fue el mejor de los suyos y ya piensa en sus minutos con los Cavaliers. Reggie Williams fue cortado por el Caja Laboral y está en USA buscando su nueva vida.

Precisamente, en la derrota del Caja Laboral jugó su sustituto, hombre NBA también, Goran Dragic. Jugó poco más de trece minutos y repartió dos asistencias. Una actuación discreta pero acorde con su escaso ritmo de juego. Kevin Seraphin sí que estuvo bien en la anotación (16 puntos) pero corto en el rebote ya que sólo cogió tres. Se marcharán de Vitoria sin mucho más es su haber.

El que se puede considerar con EL FICHAJE “oversea” pese a jugar dos partidos de Liga Endesa con ellos ha sido el del Tiago Splitter. Dos partidos, dos actuaciones de notable alto en el que ha demostrado que sería uno de los jefes interiores por en Europa pero que desea ser uno de los mejores en la NBA. El brasileño ha sabido ser buque insignia y líder en un corto espacio de tiempo.

Kyle Singler volvió a coger el fusil. Regresó su instinto de killer para anotar todo lo que pudiera. Balón ye aterrizaba en sus manos y, mayoritariamente, acaba dentro del aro. Victoria de los suyos, 21 de valoración para él y 55% de acierto en tiros de dos. Un nuevo “alicantino” que ya se siente de la tierra pero su viaje llega al final.

¿Qué podemos decir de lo que hizo Serge Ibaka el sábado ante el CAI Zaragoza? Simplemente que fue Serge Ibaka. Ya con ritmo, rubricó con un partido lo que intuimos en la primera parte de su último choque de Euroliga con los blancos. Serge anotó 15 puntos, cogió 9 rebotes y puso 6 tapones. Aplaudan. Sí, aplaudan. Y los aficionados madridistas más sensibles pueden llorar, Nadie les mirará mal. Ibaka se va cuando el ritmo era ya parte de él. Lloren también porque Rudy se marcha. Unos pilares que hubieran supuesto la base de un proyecto campeón tienen que volver a su realidad. Y el Madrid deberá volver a su realidad. No sabemos si peor o mejor pero diferente un rato.

  Compartir en Facebook
Autor | Inaki-Cano
Fecha | 27.11.2011 20:46

Recomendamos