Cargando Cargando...

Un adiós prematuro

Brandon Roy./ Getty Images

El viernes me encuentro con una noticia que en un primer momento me impacta. Y me impacta por dos motivos: por pésima y por inesperada. Imagino que para muchos de vosotros resultaría igual al enteraros de ella. Esta noticia era la posible retirada de Brandon Roy a consecuencia de las múltiples lesiones que ha padecido en sus rodillas.

El sábado me levanto y lo primero que busco son noticias sobre Brandon Roy y allá que doy con la fatal noticia. Brandon ‘The Natural’, como también era conocido, lo deja definitivamente, abandona la práctica del baloncesto obligado por su estado físico. En ese momento un aluvión de comentarios sobre él y los Blazers inundan la red. Lo primero que siento es una gran pena por él, por mí, por los Blazers y por todos los buenos aficionados a esto de la canasta. Brandon era uno de esos jugadores que sale una vez cada cierto tiempo, no todos los días ni todos los años se descubre un jugador así. Un jugador capaz de liderar por sí solo un equipo hasta la victoria, como ha demostrado en innúmerables ocasiones. ser el pilar básico del equipo para llevarlo hasta la gloria, hasta lo más alto, un jugador destinado a alcanzar las mayores cotas que se puedan desear en el mundo del basket.

Tenía lo que muchos otros no tendrán jamás por mucho que entrenen. Es ese dón especial para jugar a este béndito deporte llamado baloncesto. Ese dón especial se resume en talento natural, clase por arrobas, fundamentos, hacía fácil lo díficil, sencillo y mágico lo natural. Un jugador de los que sólo por verlo jugar se paga un buen precio por entrada, el resultado ya es lo de menos.

Brandon Roy./ Getty Images

Elegido en el Draft de 2006 con el pick #6 por Minnesota, fue traspasado a Portland. En 2007 fue ‘Rookie del Año‘ y de 2008 a 2010 tres veces All Star. La última temporada sólo pudo disputar 47 partidos, pero aún así nos deja un promedio de 20 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias por partido.

LeBron James dijo al conocerse la noticia que se iba uno de los dos mejores ‘guards‘ de la NBA. Además, Roy encontraba entre sus características ser un auténtico ‘clutch player‘ de verdad. Son varios los partidos que el #7 ha resuelto con una penetración, un crossover, un fadeaway, o un létal tiro de más allá de 7.25.

Decía lo de noticia inesperada, al menos para mí, porque pienso que varios teníamos la esperanza de seguir viéndolo sobre una cancha de baloncesto. A pesar de sus sabidos problemas en las rodillas, yo tenía la esperanza de que se pudiera recuperar y seguir jugando unos años a un buen nivel. Pero cuando Brandon fue a ver al doctor y éste le dijó, ‘Brandon, lo tienes que dejar, no puedes seguir así. Tus rodillas no lo aguantarán y puedes terminar en silla de ruedas’ los sueños de miles de aficionados en Portland se vinierón abajo.

Yo no tengo ninguna duda de que se nos va una estrella del basket, un auténtico prodigio y uno de los jugadores con más clase que he visto.

Debo confesar que el día en el que me enteré de la noticia, esa noche me puse a ver el épico 4º partido de su remontada frente a Dallas. Un partido para saborearlo, con whisky de 15 años y un habano. Es lo que nos queda, disfrutar de los partidos y del juego que nos dejó. Ah, por cierto, la camiseta con el #7 colgará del Rose Garden, ya lo vereís, ¿apostamos? Good luck Brandon!

Brandon Roy./ Getty Images

@rpinaBASKET

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Portland Trail Blazers

Continúa la conversación: Foro de los Portland Trail Blazers

  Compartir en Facebook
Fecha | 13.12.2011 19:02

Recomendamos