Cargando Cargando...

‘White Men Can’t Swagger’

Steve Novak./ Getty Images

La película ‘White Men Can’t Jump’, desafortunadamente traducida al español como ‘Los blancos no la saben meter’ y más desafortunadamente todavía homenajeada por Chase Budinger en el concurso de mates del pasado All Star Weekend, se hacía un guiño a todos aquellos jugadores de baloncesto de raza blanca (y por favor que nadie salga ahora con el tema racista) que deben demostrar su valía cada vez que comparten cancha con jugadores afroamericanos, y acaban siendo un punto el factor X del partido en cuestión.

En la gran pantalla, Woody Harrelson encarnó a las mil maravillas a un Billy Hoyle que dejaba huella allá donde desplegase su tiro en suspensión, a pesar de no machacar los aros y ser el hazmerreir de su inseparable Sidney Deane (Wesley Snipes). En la vida real Steve Novak es la perfecta reencarnación del chico blanco de aniquila desde la larga distancia y además tiene un swagger (lo que se podría traducir del slang norteamericano como ‘pavoneo’) característico que saca de quicio a sus rivales. Su gesto rodeando su cintura con sus manos como si se colocase el cinturón de campeón del mundo de los pesos pesados se ha convertido en su seña de identidad.

Tras su cuarta canasta consecutiva la noche que los New York Knicks derrotaron a los actuales campeones, los Dallas Mavericks, en un Madison Square Garden vibrando como nunca, Steve Novak sacó a relucir el gesto que ya hiciera famoso el quarterback de los Green Bay Packers, Aaron Rodgers, después de cada anotación conseguida y que hasta acabó en un anuncio televisivo de State Farm. Era el nacimiento del ‘people’s champ’ del Garden y su marca personal caló rápidamente entre el público, hasta el punto de que hoy en día se ha convertido en gesto repetido por la grada cada vez que Novak encadena una de sus certeras series de aciertos desde la larga distancia.

El nuevo Billy Hoyle vive en el MSG y si no fuera por el brutal impacto de Jeremy Lin y todos los ‘daños colaterales’ en forma de merchandising provocados por el jugador asiático-americano, ahora mismo estaríamos viendo camisetas de Steve Novak con el cinturón de campeón impreso en la cintura plagando la grada de la cancha de baloncesto más famosa del mundo. Que nadie a estas alturas diga eso de ‘White Men Can’t Swagger’ porque no hay más que mirar al revulsivo jugador de los Knicks para darse cuenta de que no es verdad.

@AntonioGil_SOSE

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los New York Knicks

Continúa la conversación: Foro de los New York Knicks

  Compartir en Facebook
Fecha | 06.03.2012 09:13

Recomendamos