Cargando Cargando...

WNBA – Máxima igualdad en el Este

Swin Cash, jugadora de Chicago Sky, pierde un balón./ Getty

Sigue su curso la mejor liga de baloncesto femenino del mundo y poco o nada han cambiado las cosas en la Conferencia Oeste. 8-0. Esa es la cifra demoledora de las actuales campeonas, Minnesota Lynx, que no conocen aun la derrota y se están mostrando sólidas e intratables. Y todo esto pese a no contar con Seimone Augustus en el último partido ante Seattle Storm. La profundidad de banquillo del equipo entrenado por Cheryl Reeve se dejó notar y Candice Wiggins tiró de galones y ajustició desde la línea de triples a unas desconocidas Storm. El equipo del estado de Washington sigue en caída libre y no son ni la sombra de lo que fueron hace dos años. La baja de Lauren Jackson –preparando Londres 2012 con la selección australiana- ha dejado sin referente interior a las de Brian Agler. El verano puede ser muy largo y aburrido en Seattle para un equipo acostumbrado a las victorias. No lo es en su caso para Tulsa Shock. La `cenicienta´ de la competición evoluciona favorablemente pero sigue en `cuidados intensivos´ en la búsqueda de la senda de las victorias. No lo tendrá fácil este fin de semana ante Chicago y Minnesota, aunque la presión no es la misma en el equipo de Oklahoma.

Un paso por detrás en el Oeste se sitúan Los Angeles Sparks, con balance 5-2. Ogwumike ya decide –como ante Seattle hace pocos días- y su pareja de baile interior, Candace Parker, ha vuelto a su mejor nivel tras dejar lejos el calvario de lesiones de los últimos veranos (toquemos madera). La incorporación este año de Alana Beard y el buen nivel de Kristi Toliver hacen del conjunto angelino la principal alternativa a las Lynx en el Oeste. Un escalón por debajo encontramos a dos equipos marcados por la irregularidad, San Antonio Silver Stars y Phoenix Mercury. En el caso de las del estado de Arizona con la baja por tiempo indefinido de Diana Taurasi, que con problemas en la musculatura flexora de la cadera izquierda, ya solo piensa en los Juegos Olímpicos.

Y sin en la costa del Pacífico mandan las Lynx, en la Conferencia Este la igualdad es la nota predominante, sin que ningún equipo haya podido aun tomar ventaja en cabeza. Cierto es que aun se han disputado pocos partidos hasta la fecha como para hacer un análisis más en profundidad, pero lo que sí muestra claramente la clasificación es ese salto competitivo dado por Chicago Sky, convertido ya en realidad, lo que le valió a Epiphanny Prince para ser nombrada jugadora de la semana en el Este. Pero las Sky no son solo Prince. Su juego gira en torno a la pívot más dominante de la WNBA (con permiso de Tina Charles), Sylvia Fowles. Su portentoso físico es una garantía cerca del aro rival y un imán para los rebotes (21.2 puntos y 13.8 rebotes por partido). Su última victoria fue ante Atlanta Dream, que nuevamente se está mostrando irregular y dependiente hasta el extremo de Angel McCoughtry, una gran anotadora, pero que acapara demasiados tiros de campo en detrimento de sus compañeras. Junto a Chicago están Indiana y Connecticut, todos empatados en cabeza con balance 4-1. Como peor equipo hasta el momento en la Costa Atlántica tenemos a Washington Mystics, última víctima de unas Connecticut Sun muy asentadas en la competición gracias a la aportación interior del dúo Charles-Jones.

Quien ha mejorado sus prestaciones en los últimos partidos es New York Liberty, que ha sabido rehacerse al 0-5 inicial y encadena dos victorias de mérito ante Indiana y Atlanta. Pondexter ha despertado de su letargo y ha vuelto a ser la estrella de la franquicia de Manhattan, bien secundada por Plenette Pierson y la multidisciplinar Essence Carson. Los tres próximos partidos, ante Mystics, Sky y Sun, les pueden aupar a la cabeza o mandar directamente al vagón de cola de la igualada Conferencia Este. Se presenta un apasionante mes de junio en la WNBA, con idas y venidas de equipos a lo largo y ancho de la geografía estadounidense, paso previo al temido parón debido a la cita olímpica de Londres, toda una incógnita para encarar después el tramo decisivo de competición.

  Compartir en Facebook
Autor | Jaime Durán
Fecha | 07.06.2012 13:35

Recomendamos