Londres 2012

¡¡¡USA ANOTA 156 PUNTOS!!!

el

Russell Westbrook./ Getty Images

USA 156 – 73 NIGERIA

Ni tanto ni tan calvo. Los dos primeros cuartos del Team USA contra Túnez fueron una broma de mal gusto basada en cierto pasotismo, pero la exhibición contra Nigeria fue ‘demasiado’. Se pueden buscar calificativos por todos lados y posiblemente no se encuentre ninguno con el que describir al 100% lo que sucedió. Alguno incluso podría recurrir a ese triste argumento de ‘fue uno de esos días en los que entra todo’. No sé, pero el caso es que, de un modo u otro, Estados Unidos hizo historia y firmó una anotación de récord en partido oficial FIBA. Nunca antes nadie había anotado 156 puntos en un encuentro. Los 154 de Brasil en el Mundobasket de 1978 pasaron ya a un segundo plano. El Team USA de Londres 2012 ha inscrito su nombre con letras de oro en los anales del baloncesto.

Se habló mucho de la actitud de USA ante Túnez e incluso se criticó que no hicieran gala de su verdadera calidad en una cita como unos Juegos Olímpicos. Suficiente para tocar el orgullo de Estados Unidos y que sus jugadores reaccionasen como lo hicieron. Dieron toda una muestra de superioridad absoluta, incluso sin tener que apretar en exceso en defensa. Fueron un rodillo… mejor dicho un rodillo detrás de otro, detrás de otro, detrás de otro… que aplastó a una selección de Nigeria que no es tan mala como pareció pero que no sabía por dónde le venían los golpes. Su primera canasta en juego llegó cuando habían pasado casi cuatro minutos de partido, cuando por entonces el marcador ya reflejaba 15-4. A falta de cuatro minutos para minutos para el final del primer cuarto el Team USA ya había sentenciado el partido. Entraba la segunda unidad con el resultado de 25-10. Era momento de disfrutar y hacer disfrutar. Se dieron las dos cosas.

Pasaba sólo un minuto del segundo periodo y Estados Unidos ya había superado el medio centenar de puntos. Quedaban 5 minutos del tercer cuarto y el centenar ya estaba en el electrónico. Quedaban 2 minutos de encuentro y Kevin Love anotaba un triple para llegar a los 150. Una progresión que llegó por sí misma pero que, en cierto modo, asusta. ¿Qué estaría pensando el equipo de Lituania, próximo rival de USA, mientras veía el partido? Pues muy fácil, y si no se lo digo yo. O evitan que los estadounidenses se cosan a triples o no tendrán nada que hacer antes de llegar al descanso. El 29/46 (63%) en tiros de tres del Team USA fue para pellizcarse, como diría LeBron James, “no una vez, ni dos, ni tres, ni cuatro…”. Sólo con los puntos que sumaron en triples hubieran ganado a Nigeria. Simple y llanamente, ¡de traca!

En lo que se refiere a las actuaciones personales hay una forma muy rápida de explicarlo todo. Estados Unidos fue Carmelo Anthony y los demás. El alero de New York Knicks hizo un partidazo con mayúsculas, mientras que el resto se dedicó a ampliar todavía más grande la sangría de puntos. Russell Westbrook se fue a 21 puntos, Kobe Bryant sumó 16 tantos en 10 minutos largos, Kevin Love se volvió a reivindicar con 15 dianas y Kevin Durant se quedó en 15 muescas. En Nigeria destacó Diogu con 27 puntos, pero con todo el respeto del mundo a casi nadie le importó. El Team USA, ése que unos dicen que sí ganaría al Dream Team de Barcelona’92 y que otros dicen que no le llega ni a la suela de los zapatos, había hecho historia esa noche en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

EL PROTAGONISTA: Carmelo Anthony (USA)

En el banquillo de Estados Unidos no se lo podían ni creer. Cada vez que Carmelo Anthony lanzaba de tres se ponía todo el mundo en pie con los brazos en alto porque sabían que iba a entrar. Era casi un vacile. Era como si el de New York Knicks se estuviera quedando con todos (de hecho en una ocasión lo hizo al lanzar de tres mientras miraba al banquillo de Nigeria). Era uno de esos partidos para no olvidar. Melo sumó 37 puntos con un espectacular 10/12 en triples. ¡Y lo hizo en 14 minutos y medio! Normal que luego diga que le gustaría trasladar la mentalidad individual y colectiva del combinado nacional a su equipo de la NBA. Seguro que a todos los fans de los Knicks también les gustaría que lo hiciese.

EL DATO:

Los 156 puntos anotados por Estados Unidos fueron la cifra más alta conseguida en un partido FIBA, pero la diferencia de 83 puntos no fue la mayor de la historia de unos Juegos Olímpicos, sino la tercera. Eso sí, desde 1948 nadie se separaba tanto de su rival en el marcador. En aquel año también se disputaron los JJ.OO. en Londres y en aquella ocasión Irán perdió dos veces por una diferencia de 100 puntos. No se puede tener todo…

LA IMAGEN:

LeBron James./ Getty Images

Pasándolo bomba. LeBron James, íntimo amigo de Carmelo Anthony, fue quien mejor se lo pasó de todo el banquillo de Estados Unidos viendo el recital de su amigo. Risas, bromas, cara de incredulidad. Las expresiones de ‘King James’ cambiaban por momentos mientras Carmelo seguía acribillando el aro nigeriano. Hubo un momento en el que el ataque de risa fue tal que LeBron ya no supo ni dónde meterse.

EL PRÓXIMO PARTIDO:

Estados Unidos vs Lituania

Sábado 4 de agosto, a las 14:30 (hora local)

 

ANTONIO GIL | NEW YORK

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU