NBA

¡Pum! ‘Knock-Out’

el

Derrick Rose./ Getty Images

“La novela, como en el boxeo, gana por puntos, mientras que el cuento, gana por Knock out”. O al menos decía algo parecido Julio Cortázar una vez. Sintiéndolo mucho, el nombre del autor que voy a citar a continuación no lo recuerdo, sin embargo, una vez escribió algo que jamás olvidaré: “la marcha de la NBA no tiene explicaciones lógicas. Todo cambia en una noche. Y ahí reside su mayor grandeza”. Cierto es que a ninguno de los dos les falta razón, pero para avanzar en mis meditaciones, se requiere otra cita para entender bien el desarrollo de esta trama.

Horas antes de la lesión que ha apartado al terreno de juego a Derrick Rose, escribía yo Rose en El País de las Maravillas, argumentando que poco a poco sería el mismo de antes. Con tan mala fortuna, Basket4us no lo pudo publicar hasta que no se supo más información de la gravedad de su lesión. Simplemente por coherencia y entre tantas y tantas historias que contar, récords y hazañas que no podemos obviar. Dejando apartados los registros de Dirk Nowitzki, quien alcanzó los 27.000 puntos en la Liga, o bien, Kobe Bryant, quien ya suma más de 32.000, haré especial mención a los partidos ‘novela’, los que ganan por puntos, y los partidos ‘cuento’, los que ganan por Knock-Out.

Tenemos un Sacramento Kings 110-111 Memphis Grizzlies, de estrecho final, con un buzzer beater muy polémico de Courtney Lee; o un Philadelphia 76ers 87-88 Houston Rockets, con técnica determinante (por crío) a Brett Brown. Y en contraposición, un Minnesota Timberwolves 91-139 New Orleans Pelicans, con récord de anotación de NOLA; o un Atlanta Hawks 94-127 Cleveland Cavaliers, con 19 triples de los de Ohio. Todos, tienen rasgos de cuento o novela; de vencer por puntos o por Knock-Out, pero debo matizar.

La novela, puede avanzar el final con la trama, por eso, gana por puntos. El cuento, como un KO, debe tener un final impactante e inesperado. Por un lado, cuando los Pelicans o los Cavs vapulearon a su rival, se intuía el final. Alcanzaron la grandeza de la trama con sus récords. Y por el otro, los Grizzlies, como si ese alley-oop de un crochet se tratara, no dejaron opción de respuesta a su rival, dejándolo tumbado al suelo.

Lo que venía diciendo, “todo cambia en una noche”. Como la baja de Rose, el vaivén de resultados es uno de los mayores atractivos de este campeonato. En suma, a favor de la NBA, cosa que todavía no se ha experimentado en la literatura, no sabes si consumirás una “novela”, o un “cuento”. Y cuanto menos te lo esperes, ¡pum! Knock-Out.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU