¿Houston, tenemos un problema?

Dwight Howard y James Harden./ Getty Images

Parece ser que en un verano en el que destacaban los movimientos de mercado debido a la amplia agencia libre de superestrellas de la Liga y a la espectacular buena hornada de jugadores procedentes de draft, Houston Rockets ha sido quien peor ha llevado sus maniobras veraniegas. O eso dicen. ¿Pero es totalmente cierto?. Supuso un varapalo el “no” de Chris Bosh y Carmelo Anthony, renovados por Miami Heat y New York Knicks respectivamente; la imposibilidad de traspasar por Rajon Rondo, Kyrie Irving, Kevin Love y LaMarcus Aldridge, quienes se quedaron en sus antiguos equipos; o el regreso de LeBron James al equipo que le drafteó. Y para rematarlo se largan Chandler Parsons, Omer Asik y Jeremy Lin.

Houston, tenemos un problema. Pero desengáñate. El problema está en que se deje de creer a los Rockets, un equipo que sigue con posibilidades de hacerse con el anillo. Principalmente porque los únicos intransferibles de la plantilla, Dwight Howard y James Harden, además de estar cada uno entre los tres mejores jugadores de su posición en el terreno de juego, han jugado y perdido unas Finales de la NBA. Parte positiva, han madurado. Están preparados mentalmente para llegar lejos en postemporada. Parte negativa, no tienen ambición. En su palmarés ya han ganado todas las series de playoffs menos una, la de las Finales. ¿De verdad es negativo tener ambición? Toda su trayectoria les acompaña y ninguno de sus tropiezos les perjudica. Bien es cierto que a pesar de que en Houston ya están asentados como líderes indiscutibles del equipo, su llegada aquí ha sido llena de trabas. En el caso de Harden, su despedida de Oklahoma City Thunder fue un tanto polémica. Por no desglosar el camino que ha lidiado con Howard en los dos o tres últimos años.

Ahora, ambos son las piezas angulares de un proyecto con futuro. A pesar de haberse sacado de encima piezas importantes del equipo como los tres mencionados antes, los líderes estadísticos no los han perdido. Dales tiempo y confianza. LeBron necesitó cuatro años llegando a las finales para que empezaran a tratarle con el respeto que merece, pues considero que el ‘Barbas’ y ‘DH12’ deben pasar por un proceso similar. De momento esta quizás será una campaña de transición, sin embargo con suficiente espacio salarial para añadir el complemento idóneo para reforzar el roster. Y aunque Howard y Harden no hayan pasado de la primera ronda de playoffs desde que se fueron de su primer equipo, en su caso, las malas rachas están para batirlas.

@PparelladaLJ

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Houston Rockets

  Compartir en Facebook
Fecha | 28.08.2014 02:43