Cargando Cargando...

¡Cómo hemos cambiado!

NCAA Basketball Tournament -  UCONN v Iowa St./ Getty Images

Habla a la vez un periodista y un aficionado de Connecticut. Eso sí, intentaré que sea el primero el que piense y el que escriba. Más allá de lo dura que ha sido la eliminación de los Huskies en segunda ronda de la NCAA, toca analizar la situación.

El actual campeón cae a las primeras de cambio en el gran baile final. Iowa State fue el verdugo de un equipo que a pesar de contar con una de las grandes promesas del baloncesto norteamericano en su primer año en el College, Andre Drummond, nunca se ha mostrado como equipo.

La temporada pasada, el empaque del equipo fue el que marcó el devenir del equipo a lo largo del año. Durante la temporada regular, altibajos en todos momentos, pero sensaciones muy positivas. El liderazgo de Kemba Walker sirvió para encaminar la situación para ganar el torneo de la Big East. Un equipo en crecimiento se convertía de la noche al día en un serio candidato al título, como así sucedió en un mes de marzo inolvidable.

Pero en un año las cosas han cambiado mucho. Kemba se fue a los Bobcats de la NBA, y llegó uno de los mejores, si no el mejor, jugador de High School. Andre Drummond había descartado ofertas de otras muchas universidades, era el momento de vestir la camiseta del campeón. Pero nada más lejos de la realidad, los Huskies nunca se han portado como equipo, y Shabazz Napier y Jeremy Lamb fueron los únicos que estuvieron bien desde el principio. Ryan Boatright, desde Illinois, en su primer año, también sumó desde el backcourt, ayudando en un equipo donde los interiores dejaron mucho que desear.

Bubu Palo #1 - Iowa State./ Getty ImagesPoco a poco iban saliendo resultados, Drummond crecía. Pero no fue suficiente para revalidar el título de la Conferencia, Syracuse se cruzó en el camino en semifinales, y fue demasiado. Las expectativas del campeón nunca fueron conquistar de nuevo el título nacional, obviamente parecía harto imposible. Y así fue, en esta segunda ronda del gran baile, Royce White se comió literalmente a Drummond, Christopherson y Allen hicieron mucho daño en la línea exterior. Iowa State, con un grupo compacto, se cargó de un plumazo al, recordemos, vigente campeón.

Pero así son las cosas en la NCAA, incluso en la NBA. Un año en lo más alto, y otro perdido en la inmensidad de la mediocridad. Jim Calhoun ha hecho cosas muy grandes con los Huskies, pero sin Kemba Walker, estos perros hicieron bueno el dicho: perro ladrador, poco morderor. ¡Cómo hemos cambiado!

@EusebiSC

  Compartir en Facebook
Fecha | 16.03.2012 19:35

Recomendamos